Logo
Twiter Facebook Meneame
Sabado, 13 de Julio del 2024
Saturday, 16 October 2021

El VIAJE (más final aún) a Ninguna Parte. Los de Podemos se ponen cursis y el gobierno reinventa el Teléfono de la Esperanza ¡Estamos apañados!

Rate this item
(2 votes)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Sí, los de Podemos se ponen cursis y relamidos.

La ministra de Igualdad, Irena Montera, conspicua “podemita” y madre superiora de la ya no sé bien si laica (o no) congregación (o tampoco), considera que la militancia en ese partido, banda, grupo o sociedad secreta de listos, iniciados y pardillos, supone también «crear unos lazos de pertenencia, de solidaridad, de afecto, de cuidado de nosotras (el nosotros, o el nosotres ya se les ha olvidado, si acaso les quedará el “nosaltres”, en el camino de -¿perfección?- a la idílica Amazonia que lleva esta gente) que nos permitan, no solamente satisfacer determinadas necesidades (sic) que todavía las instituciones no satisfacen (requetesic, no sabíamos que las instituciones estaban para eso, sic, sic, sic), sino “poder imaginar otras formas mejores de vida que las que ahora tenemos” (eso me resulta bastante difícil imaginármelo, la verdad, porque, de un tiempo a esta parte, esta gente vive muy bien, pero que muy muy requetebién bien rataplán).

 

Sigue diciendo la desinhibida, suelta y lenguaraz predicadora: «poder imaginar que es posible cambiar las cosas para que todos (¡¡¡horror!!!, se le ha olvidado el todas, y se le ha olvidado también el todes), vivamos mejor. Y abunda, ad nauseam, en el infumable sermón: “militar significa querer para la gente que no conoces de nada lo mismo que para la gente que más amas. Y eso es un acto increíble de amor, como dice el gurú Juan Carlos Monedero, “somos una fábrica de amor” (¡jooodeeerr!), es un acto de amor y es la única forma posible, al menos según lo veo yo, de estar en el mundo con cierta decencia». Item más, sigue diciendo esta tipa, en inspirado éxtasis: «Militar es saberte interpelado por el dolor, por la felicidad y por la alegría ajena, y saber que tenemos que trabajar juntas (no dice juntos así que no me siento concernido) para ser capaces de cambiar aquellas cosas que no funcionan y construir una sociedad donde todo el mundo pueda desarrollar sus proyectos de vida sin tener ningún tipo de miedo y sin tener muchos problemas como ocurre ahora con la juventud, o con las mujeres, o con las personas en situación de dependencia, para poder desarrollar sus proyectos de vida», culmina su perorata la suma sacerdotisa Irena Montera. Y menos mal porque yo estaba a punto de la arcada y habrían llegado hasta ustedes las nada agradables salpicaduras.

 

Menos rollos, Irenita Montera, que, aunque tú y los tuyos os habéis sabido situar muy bien, siendo Gobierno se os pasa por alto que el prestigioso informe FOESSA de Cáritas dice que en España hay 2.5 millones más de personas en pobreza severa que hace tres años (que me ha chivao el informe mi querido contertulio perruno guasapero Marcus), realidad ante la que el proclamado escudo social tras la pandemia se revela como un evidente fiasco. Y es que, incluso corrigiendo a la baja los datos del informe, éste resulta demoledor. Estos son, a grandes rasgos, los datos de la devastación tras dieciocho meses de pandemia: once millones de personas en riesgo de pobreza (22.7% más que en 2018), de las que seis millones viven con carencias materiales severas en alimentación, energía o vivienda. Menos de la mitad de la población, sólo un 41.2 % disfruta de una integración socioeconómica plena. Mientras la prosperidad ha caído nueve puntos, la estrechez y la miseria se han ido cronificando. En uno de cada cuatro hogares hay alguien con dificultades de trabajo y ha subido hasta el 10% el porcentaje de los que tienen a todos sus miembros en paro. Y lógicamente la penuria aumenta su impacto sobre las familias con hijos a cargo. Éste el cuadro. Definitivamente, el famoso escudo social para ‘no dejar a nadie atrás’ no ha funcionado. Ésa es la otra cara de España, la de las familias en situación dramática, la de los estragos del desempleo y la quiebra, la de las clases medias proletarizadas por sucesivas crisis que las van empujando al abismo de la desesperanza. Pero no se preocupen, el gobierno, que está en todo – y si no que se lo digan a Irena Montera, que está permanentemente pensando en lo más importante para los españoles, españolas y españolos, a la vista de que la desesperación va en aumento, ha creado un teléfono para atender conductas suicidas. Será similar al 016 para mujeres maltratadas, un servicio confidencial y gratuito que no deja huella. ¡Chapó, señor Sánchez! Su gobierno de 23 cráneos privilegiados acaba de reinventar, para solucionar la crisis que tenemos y la que se avecina…¡el Teléfono de la Esperanza! ¡Acabáramos! Si es que, donde hay gente que vale y piensa…

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

© Cieza en la Red · Diseño: Airearte