Logo
Twiter Facebook Meneame
Lunes, 23 de Octubre del 2017
Viernes, 28 Junio 2013

Teodoro García: “Hago política para Cieza en Madrid”

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)
Teodoro García Teodoro García CLR

CLR/Daniel J. Rodríguez

Por sus manos inquietas pasa parte del futuro de la nación. Su juventud no le ha impedido trabajar como representante por Murcia en el Congreso de los diputados. Pero eso no le hace olvidar su pueblo, Cieza, del que “hace patria” allá donde va.

 

Es ingeniero en telecomunicaciones y profesor de la Universidad Católica de Murcia. Sin haber cumplido la treintena, ya ha desarrollado puestos de responsabilidad en el ámbito político. Ha sido concejal de la localidad y ahora es diputado nacional. Charlamos en una cafetería de la localidad.

 

Entre mis preguntas y sus respuestas se cuelan estrofas de canciones que forman parte de la banda sonora de nuestra vida. Un té frio y un granizado esos que solo hacen en Cieza ocupan la mesa donde nos sentamos. Es ágil y locuaz en las repuestas, se nota que tiene ‘oficio de político’.

 

¿Cómo llega al mundo de la política?

Cuando era estudiante de ingeniería de telecomunicación, llega un momento en el que empecé a ver cosas, a entrar en contacto con gente, ver que hay cosas que pueden mejorarse… Empecé siendo delegado de clase, delegado de escuela, miembro del claustro de la universidad…En esos foros ver que es posible tomar decisiones, influir en ciertas cosas que no se hacen bien y aportar tu visión personal. Eso me descubre que es posible participar en la sociedad para mejorar aquello que crees que puede ser mejorado.

 

Puedes sacar lo mejor de la gente cuando estás participando y te entregas. Entiendo la política como eso: Un espacio temporal de tu vida en el que dejas tu responsabilidad profesional parcialmente y te dedicas a mejorar todo aquello que puedes mejorar desde tu óptica.

 

¿Por qué el Partido Popular?

Por aquel entonces, lo cierto es que no estaba afiliado a ningún partido y llega un momento en el que veo que el Partido Popular es el que más define mi forma de pensar en lo que a libertad del individuo, libertad económica y a democracia liberal se refiere. Creo que los valores que contiene el ideario político del Partido Popular son los que más se acercan a lo que creo que debe ser el devenir político. No tanto como verlo como izquierda y derecha, sino desde el punto de vista de que los tiempos están cambiando. Las políticas modernas son políticas donde la mano invisible del mercado impera, y quien obvie eso o bien no se da cuenta de lo que está ocurriendo o bien engaña a la gente. El modelo no define el futuro, son las personas.

 

Entonces decide militar

Decido militar en el Partido Popular porque en lo económico como en lo social, como en muchas otras facetas, es el que más define mi forma de pensar. Luego también coincide que hay una serie de personas en las que yo confío especialmente que están en puestos de responsabilidad, como son Ramón Luís Valcárcel, Antonio Tamayo o el mismo presidente Aznar, al que conocí antes de militar en un campus que se celebra en Navacerrada, el campus FAES, es lo que me hace pensar que mi sitio estaba ahí como afiliado de base.

 

¿Las izquierdas y las derechas son conceptos manidos?

Creo que muchas veces se utiliza para catalogar a las personas o diferenciar dos bandos…Si es para evidenciar que hay dos o tres formas de ver el mundo, bueno. Quizás como reducción simple podría valer. Pero yo creo que, actualmente, en el siglo XXI donde una persona puede ponerse al otro lado del charco en 8 horas…empezar a separar los que están a un lado del muro y a otro... Las nuevas generaciones tenemos un reto por delante: Acabar de una vez por todas con aquello de tú eres de derechas y se acabó el debate, o tú eres de izquierdas y se acabó el debate. Primero hay que mirar a las personas y luego aquello que defienden. El debate de hoy requiere una profundidad que, en muchas ocasiones, hay mucha gente a la que no le interesa. Evitar el debate catalogando a la gente es algo que no me gusta.

 

En el ámbito político, ¿Asistimos a un debate vacío de contenido?

Muchas veces, cuando ves debatir a determinados líderes, o cuando ves expresiones de determinadas personas, ves que esas expresiones están más centradas en posiciones que en necesidades. Cuando uno debate en torno a posiciones, es muy difícil que la gente se mueva de su posición y ceda. Sin embargo, si somos capaces de entender que la política es un medio, que los partidos son un medio y que el fin es mejorar la vida de los ciudadanos, seremos capaces de identificar las necesidades que tiene el ciudadano y debatir en base a ellas. No en base a la posición de un partido o en la propia ideología.

 

La necesidad última es el ciudadano. Si no centramos en eso el debate político, todo lo demás; descalificar al adversario, denunciarlo públicamente, destruir su imagen personal; todo eso quizá reporte una satisfacción personal instantánea pero, desde luego, no está cubriendo la necesidad para la que lo han llamado. Si me preguntas si hay ocasiones en las que determinados políticos están instalados en posiciones más que en necesidades…Pues, lamentablemente.

 

¿Cómo recuerda su primera etapa política como concejal?

La política municipal, ser concejal o alcalde de tu pueblo, es lo más grande que puede hacer un político. Bajo mi punto de vista, es el puesto de mayor responsabilidad, para la gente a la que le gusta la política. Porque es muy cercana, estás en permanente contacto con la gente y con los problemas diarios. Recuerdo esa época con mucho cariño. Fueron dos años muy intensos. Me lo tomé muy enserio. Seguro que tuve mis errores pero seguro que también tuve algún acierto. Estar en un gobierno local es una gran responsabilidad. ¡Está muy bien! Sin esos dos años no hubiera tenido ese curso acelerado de política.

 

¿Es más difícil hacer política en Cieza o en Madrid?

Bueno, yo hago política para Cieza en Madrid. Soy diputado por Murcia. Me debo a mi tierra. Cada vez que subo a Madrid y paso por los campos, la Sierra de la Cabeza, los melocotoneros…recuerdo momentos que he vivido por aquí. Un político tiene que estar pegado a la tierra de donde viene, a la tierra que sirve. Sea en Cieza, en Murcia, en Madrid o incluso en Bruselas, uno tiene que hacer política para el lugar por donde lo han elegido. Luego, dentro de 4 años, un tiene que dar la cara y decir qué ha hecho y qué ha dejado de hacer.

Son otros los interlocutores que tienes, pero al final, las ganas por mejorar tu pueblo, tienen que ser las mismas.

 

¿Lleva a Cieza por Bandera?

Siempre. De hecho, hace poco varios diputados, incluso el propio Presidente del Congreso, me decían: “Oye, ¿Este año no hay melocotones?”. Suelo llevar, todos los años, el coche un día cargado de melocotones para repartir entre los diputados. Para que vean allí en Madrid lo que hacemos en Murcia con nuestra tierra, con el agua y con la excelente agricultura que aquí tenemos.

 

Cuando llevas un melocotón de Cieza al centro de Madrid, al Congreso, y se lo entregas a un compañero diputado que no ha tenido la suerte de crecer entre esta estupenda huerta que tenemos, la gente se sorprende. ¡Pero bueno! ¡Si yo he crecido con esto! La primera vez que la gente prueba la oliva mollar, que también he llevado a Madrid, la gente se sorprende. “¡Está muy buena!”. Es lo que tenemos. Cada ciezano tiene que hacer patria de Cieza. Es nuestro pueblo, es donde vivimos. Y si queremos que esté donde se merece, tenemos que hacer un poco de patria. Que la gente diga que Cieza es un sitio de emprendedores y de gente que quiere su pueblo.

 

¿Hay amor a Cieza por parte de los ciezanos?

Creo que todos nos sentimos orgullosos de nuestra tierra. Aunque muchas veces nos quejemos. Y en política, es verdad que la queja es algo inherente. Pero sí es cierto que la queja tiene que venir acompañada de alguna propuesta.

 

En Cieza somos muy pasionales. ¿Quién no se ha emocionado viendo la reacción que ha tenido la gente con el Club deportivo Cieza? Había gente en Twitter, en Facebook… Gente volcada, ¡Increíble! La gente se vuelca. Tenemos que organizarnos, porque el potencial, las ganas, existen y tenemos muchísimas posibilidades.

 

Siempre vemos más lo malo

Sí. Quizá habría que inocular dosis de optimismo para poder sacar lo bueno que tenemos, que es mucho. Que por cada queja aportemos una posible solución.

 

Cuando vas por ahí y cuentas el entorno que tenemos…Tenemos mucho por lo que enorgullecernos. Falta eso quizás, creérnoslo y publicitarlo un poco más.

 

¿Cómo es el trabajo de un diputado nacional?

Vivo en Murcia y me desplazo 3 o 4 días a la semana a Madrid. Hay mucha gente que dice, “fijaos, el hemiciclo vacío”. Bueno, pues quizás en ese momento estás atendiendo a un vecino, a un ciudadano, a un colectivo, que está directamente relacionada con tu portavocía, en este caso con la de vivienda. O estas redactando alguna enmienda o alguna proposición no de ley…Hay un trabajo detrás de la labor de diputado. Creo que al diputado se le debe exigir algo más que estar sentado en el escaño. Un hemiciclo lleno escuchando al orador pero sin redactar nada…Creo que eso la gente tampoco lo quiere. Hay que valorar el trabajo que hay detrás.

 

Cuando uno sube a la tribuna, probablemente no vaya a convencer al otro, pero evidencia el trabajo que hay detrás.Si tú has sabido negociar con todos los grupos, si has sabido convencer, eso se va a ver luego reflejado en el debate. En 10 minutos trasladas todo el trabajo que hay detrás de tu intervención.

 

¿Hay más cercanía del político al pueblo de lo que parece?

Hay una generación que es nativa digital. Hay otra generación que antes escribía en máquina de escribir y ahora escribe en Iphone. Eso ayuda a entender que Twitter o Facebook es parte de tu trabajo. ¿Es el centro de tu trabajo? No, pero sí que es parte de tu trabajo. La cercanía o la no cercanía al final no es del político, es de la persona. Pero a nivel político tenemos que estar cercanos al ciudadano y tenemos que estar permanentemente escuchándolo. Él es quien te ha puesto y quien te quita. La cercanía es un valor del político, pero también lo es que se esfuerce, que trabaje y que se deje la piel en esto.

 

¿Cómo ve Cieza desde la distancia?¿Ha cambiado su percepción sobre el municipio?

Sustancialmente no ha cambiado. Sigo viniendo aquí a pasar temporadas. Mi percepción no ha cambiado mucho. Lo que si es cierto es que tenemos mucho patrimonio por explotar que, ahora mismo, en tiempos de crisis, es muy difícil explotar. Pero organizándonos, podemos ponerlo en valor.

 

Somos una ciudad grande, tenemos un enorme patrimonio y unas enormes posibilidades de mejora. No ha cambiado nada, la quiero igual que la quería. Y ahora, bueno, ¡Tengo la posibilidad de trabajar por Cieza!

 

¿Qué queda por cambiar en esta ciudad?

En general, es una época muy mala pero tendríamos que hacer todo lo posible por traer industrias. Yo sé que el Ayuntamiento se está empleando a fondo, sobre todo impulsando todo lo referente al polígono industrial y a cuidar la agricultura. Creo que hay que seguir en esa línea.Tenemos que cambiar un poco la mentalidad. Todos nos sentimos orgullosos de nuestro pueblo, de lo que somos y lo que tenemos. Ahora tenemos que creérnoslo y empezar a apostar por nuestra tierra. Esto pasa por unirnos y colaborar…

 

Tenemos un tejido asociativo que no tiene nadie. Nadie tiene las asociaciones o las hermandades que tenemos nosotros. Tenemos gente que está acostumbrada a trabajar gratis y a recibir como recompensa el agradecimiento de sus vecinos. Eso hay que potenciarlo. Eso no lo tienen otras ciudades. Tenemos que profundizar en la unión, para sacar mayor partido.

 

Se especializa en robótica. ¿Cómo una persona que se dedica a trabajar con instrumentos carentes de vida acaba en política?

Trabajo también con redes neuronales y con procesado de señal cerebral. Al final se trata de aprender, entre comillas, patrones. Es el brain computer interface. Mi tesis doctoral versa sobre eso. Me encantan las telecomunicaciones ¡De pequeño era un friki! Me han encantado siempre los ordenadores, y no solo a nivel usuario, sino destriparlos. Eso me llevó a estudiar teleco y a especializarme en la parte de robótica y neuroingeniería. Me gusta porque, a través de la robótica, puedes entender gran parte del mundo que nos rodea.

 

¿Hay personas que son más frías, en cuanto a alma y sentimiento, que los robots con los que trabaja?

Al final todos tenemos millones de neuronas en el cerebro que están interconectadas, y nuestra voluntad depende del potencial de activación de determinados grupos de neuronas. En eso nos diferenciamos poco de las máquinas.

 

Lo que sí es cierto es que hay veces que da lástima. Yo he visto debates en el congreso en los que los políticos utilizan el dolor ajeno para hacer política. Eso no lo hacen ni los robots. He estado en debates….El de los desahucios y el del aborto por ponerte dos ejemplos claros, en que se utilizan palabras mayores para vestir ideas menores. Que es la perfecta definición de democracia que un brillante pensador hizo hace poco. Ni un robot haría eso: utilizar el dolor para hacer política. Es una de las cosas que peor sabor de boca me ha dejado el Congreso. No se espera que un político que haga eso.

 

¿Renovación política?

Hablar no cuece el arroz, como decía un proverbio chino. El cambio se demuestra andando. Hay gente a la que se le llena la boca de palabras como cambio y renovación. Creo que esta gente quiere cambiar todo para que nada cambie.

 

Tengo un amigo que dice que hacen falta menos dinosaurios en el Congreso

¡Uf! (ríe) Los dinosaurios se extinguieron ya hace mucho. No, yo creo que hace falta una perfecta combinación entre experiencia y juventud. Imagínate que el Congreso se renueva cada 4 años con gente nueva. Necesitarían 3 años para conocer el funcionamiento y 1 para poder empezar a hacer cosas. Se necesita la combinación perfecta entre experiencia y juventud.

 

No creo que el ser joven sea un valor. Conozco a jóvenes que hacen cosas de gente de 60 años. Y conozco a gente de 58 años que le podrían dar una lección de juventud a muchos jóvenes de hoy. Juan Carlos Aparicio, que fue en su momento Alcalde de Burgos y Ministro de trabajo, por ejemplo es una persona totalmente cercana que se desvive por los demás. Al final, la edad no es un valor. Si eres una persona que quiere hacer las cosas bien, el tener edad es experiencia. La clave es la persona.

 

Quizá esa necesidad de regeneración potenció los movimientos como el 15-M

Creo que, como jóvenes, podemos mitificar todo esto. Pero yo creo que la situación está en la política. Quien quiera solucionar todo esto tiene que sentarse en una mesa y aportar soluciones. No vale sentarse en una plaza y gritar.

 

Porque yo he estado en el 15-M. He estado en Sol, porque pensé que merecía ser escuchado, que merecía ser conocido. Pero, cuando vi lo que había allí me desencanté y seguí con mi trabajo. La gente que se sienta cautivada por eso, por favor, que se meta en un partido político ¡El que sea!, porque la solución a todo esto la va a tener la política, los jóvenes.

 

¿Conoce a la juventud que hace política en Cieza?

Sí, claro.

 

¿Y cómo valora lo que viene?

Fernando de Ángela, todo su equipo, Nuevas Generaciones… Yo he sido el secretario general de Fernando de Ángela y lo sigo siendo en Nuevas Generaciones. Él, como Concejal de Juventud, es una persona muy cercana. Lo he visto responder, en redes sociales, al último vecino que le manda un mensaje o le pone un comentario. Es una persona muy muy cercana. Además, es un amante de su tierra de los que hablábamos antes. Hace patria allí donde va. Siempre trata de meter a alguien de Cieza en juntas directivas regionales. Creo que en Cieza tenemos mucha cantera. Y no solo en el Partido Popular, tú ves en la calle a mucha gente que merece la pena.

 

Amante del deporte

¡Muchísimo!

 

¿Cómo alterna su afición con su trabajo?

No tengo hora. Ayer vine de Madrid, eché una mano en las tareas domésticas; eso sí, ahí cumplo, y cumplo mucho, como hombre casado que soy; y por la noche, me puse un foco en la cabeza y me fui a correr mis 40 minutos de carrera continua. Me ayuda mucho la gente de Cieza que está muy ligada al deporte. Admiro mucho a Benjamín Sánchez, a Juanma Molina y a Fernando Vázquez, ¡Ahora me pasaré a verle! Es un tío con el que puedes contar para lo que necesites.

 

Bicicleta de motaña, correr ¡Me da igual! A Madrid me llevo las zapatillas pero, cuando voy más de 4 días, me suelo llevar mi bicicleta en el coche. No me importa quedarme sin comer por, entre las 2 y las 3 y media, hacer 1 hora o 1 hora y media de carrera continúa en el retiro. Me da la vida.

 

Trabajo, deporte… ¿Ocupa en algo más su tiempo?

Trabajo, deporte y cualquier proyecto que merezca la pena. Sobre todo la familia. Llevo un año y poco casado y, pues también nos gusta mucho viajar juntos, pasear…En ocasiones hacemos rutas juntos, o bien por el valle o bien por aquí.

 

La gente que me conoce sabe que el deporte para mí es una válvula de escape. Tengo un problema y es que no puedo estar quieto. Y eso es lo que hace que muchas veces necesite esa vía de escape. He descubierto los audioBooks y los podcast y ahora, lo mismo estoy por el retiro y estoy escuchando el Quijote o aprendiendo alemán. Estoy intentando pelearme con el alemán. No aprendo, me peleo. (Ríe)

 

¿Cómo afronta el futuro?

Bueno…Ahí las folclóricas te dirían, “¡Con optimismo!” (ríe) Creo que hay que estar en el día a día. Pensando con responsabilidad en el futuro. Ahora mismo estoy en una etapa en la que me han dado la oportunidad de ofrecer lo mejor de mí. Me voy a esforzar al 100% en no defraudar a nadie. Seguramente no lo conseguiré y habrá alguien que se sienta defraudado, pero no será por falta de ganas. Me voy a exprimir a tope para servir a la gente.

 

¿El futuro?, no lo sé. Conservo mi identidad profesional. Doy clases en la Universidad de electrotécnica y energía en 4º de teleco. La docencia es algo que me apasiona, aparte de la política. Y bueno pues… Terminar el doctorado y formar una familia. Me gustan mucho los niños y espero poder formar una familia dentro de poco.

 

¿Contempla una segunda etapa como político local?

¿En Cieza? Bueno, ya te he dicho antes que ser Alcalde o ser concejal es lo máximo a lo que un político puede llegar. Pero esa posibilidad ahora mismo no está encima de la mesa y creo que tampoco lo estará en el futuro. Pienso que puedo servir mucho a Cieza.

 

La conversación no acaba ahí. Seguimos charlando un largo rato sobre aficiones e intereses comunes. Acabamos en el río Segura. Sobre el Puente de Alambre. Su puente, su río, su ciudad.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.