Logo
Twiter Facebook Meneame
Sabado, 21 de Abril del 2018
Miércoles, 04 Abril 2018

La Semana Santa de los nombres propios y del pueblo (I)

Protagonistas del acto del prendimiento Protagonistas del acto del prendimiento José María Cámara

CLR/José María Cámara.

De Viernes de Dolores a Martes Santo.

Como todo en la vida, antes o después, las cosas llegan. Llegan con más sigilo o con más aceleración, pero llegan. Como no podía ser de otra forma la Semana Santa de Cieza comenzó a llegar días antes de Viernes de Dolores. Comenzó a llegar en forma de gradas, de banderines colgados de las farolas, de traslados de tronos a la basílica, de recogida de túnicas y de reuniones de última hora. Son estas las convocatorias silenciosas a vivir una nueva Semana Santa, la de este año con nombres propios. Personas anónimas que con su trabajo y esfuerzo han dejado huella allá por donde han ido. Personas que este año han decidido, de manera voluntaria o no, hacerse a un lado, subir al cielo o cumplir años con una determinada hermandad. También ha sido la Semana Santa del pueblo, un pueblo que en cada cortejo ha confirmado que la Semana Santa de Cieza es del pueblo y para el pueblo, como diría D. Alberto Castillo Baños. Ha sido esta Semana Santa de Cieza 2018 una Semana Santa de sensaciones encontradas y de éxito de participación. Éxito que comenzó a vislumbrarse en la noche del Viernes de Dolores, primer día de la Pasión según Cieza.

 

Comenzó la Semana Santa de Cieza con un tiempo un tanto inestable que traía malos augurios para unos cofrades que se encontraban ansiosos de ver a la Dolorosa cruzar el dintel de los sueños.

 

A las cinco y media desde la Basílica de la Asunción los jóvenes Niños de la Cruz sacaban a la calle a su Virgen de la Estrella. Procesión la de este año un tanto mermada en cuanto a participación, quizás debido al frío e inestabilidad atmosférica que imperaba, pero ahí estaban: dando Fe de su amor por las tradiciones ciezanas y por la Semana Santa. Tras casi dos horas de cortejo el mismo se recogía a los sones de Caridad del Guadalquivir, dejando un breve paréntesis hasta que el Medinaceli pisara por última vez las calles de Cieza, calles que en cuestión de minutos se llenarían de agua de lluvia. La inestabilidad atmosférica que a principio de la tarde se iba haciendo latente terminó de ser realidad cuando sobre las ocho de la tarde comenzó a llover de manera intensa en las calles de Cieza. En esos mismos instantes la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli decidía no sacar a la calle a su titular, celebrando el piadoso acto del Vía Crucis en el interior del templo de San Joaquín. Mientras tanto la cara del presidente de la Dolorosa, Vicente Carrasco, era un poema. El temor a la lluvia y a no poder hacer el traslado de su titular pesaba mucho sobre los hombros de él y su junta directiva. Las reuniones privadas se sucedieron hasta las diez menos diez, cuando se anunciaba que la Dolorosa si saldría tras parar de llover y comenzar a despejarse el cielo.

 

¡Volvió a sonar el cornetín de órdenes de la OJE!.¡Comenzaba la Semana Santa de Cieza 2018!. Sobre las diez y cuarto y dentro de ese aire de positivismo la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de Medinacelí decidió sacar a la calle a su titular, y hacer de esta manera el encuentro con la Virgen de los Dolores, cruzando ambas imágenes el dintel de los sueños, el dintel del templo de San Joaquín. Tras el encuentro y a los sones de ‘’Jerusalén’’, quizás en homenaje al pregonero, D. Tomás Rubio Carillo , comenzó la Semana Santa de Cieza 2018 para el gran público. Mucho antes había comenzado la Semana Santa para los que la buscamos en los detalles. Este año el traslado contó con la novedad del acompañamiento musical de la Banda Municipal de Música de Cieza, que debutaba en esta jornada, así como la restauración del trono de la imagen titular, realizado en el taller de Diego Penalva. El cortejo recorrió el recorrido procesional en poco más de dos horas , poniendo punto y final al mismo los acordes de la marcha procesional ‘’Reina de la O’’ estrenada esa noche por la OJE.

 

El bullicio que acompañó al traslado de la Dolorosa hasta la Basílica se tornó en silencio, recogimiento y oración tras el crucificado de la Misericordia. Crucificado que fue trasladado a hombros desde la Basílica de la Asunción hasta la Casa Museo de la Semana Santa, donde es alzada la imagen de Hernández Navarro y situada en el trono procesional. Es este traslado un gran desconocido, todavía, para el pueblo en general, lo que hace que el mismo goce de un aura de sentimentalismo y familiaridad que lo hace destacar por encima del resto de cortejos procesionales. Durante las casi dos horas que duró el traslado el Cristo de la Misericordia fue portado por jóvenes, mayores, adultos, hombres y mujeres que quisieron por unos minutos ser cirineos de esta imagen y sentir en sus carnes el peso del madero donde el redentor fue crucificado, buscando quizás el Perdón.

 

PERDÓN es la palabra que vertebra el Sábado de Pasión en Cieza, esa palabra generó un mar de sentimientos y sensaciones cuando sobre las diez de la noche comenzó a sonar ‘’Bendita Amargura’’ de Víctor Ferrer y el cortejo del Perdón salió por la puerta de San Joaquín. Cortejo que mostraba al pueblo de Cieza una nueva imagen, puesto que cambiaba el blanco roto por el azul de sus nuevas túnicas, dándole a la cofradía un toque elegante y serio en línea con el crecimiento y desarrollo de una identidad propia que en los últimos años va cogiendo fuerza y forma. Cuando el titular cristífero se puso en la calle la Esquina del Convento se quedó muda ante la impresionante talla que este año iba sostenida sobre un monte de claveles rojos. Tras recorrer calles tan céntricas como San Sebastián o Cánovas del Castillo el cortejo se adentró en la Plaza Mayor por el Callejón de la Hoz, entregando al hijo crucificado a su Madre, esa Dolorosa que cada mañana de Viernes Santo va llorándole en el Camino de la Amargura, pero que en la noche del Sábado de Pasión lo espera en la puerta de la Basílica de la Asunción , y que este año mientras sonaba ‘’Tras un Mirada Tuya’’ tuvo más presencia al ganar en altura y luminosidad. Todo un acierto el destacar esta imagen dolorosa en el final del traslado del titular de la cofradía.

 

‘’Cieza es Jerusalén’’, parafraseando al pregonero de la Semana Santa de Cieza 2018: D. Tomás Rubio Carrillo, la mañana del Domingo de Ramos hizo de Cieza la Jerusalén en la que Cristo entró a lomos de un pollino. Entrada en Jerusalén magníficamente representada por el recordado Maestro Carrillo. Destacar dos elementos del cortejo: primeramente la presidencia del antiguo embajador español y contertulio de Herrera en Cope; D. Inocencio Arias el cual invitado por los Dormis ostentó la presidencia de esta procesión, y por otro lado la apertura del cortejo por un grupo de tambores y bombos de la Convocatoria, recordando, quizás, a la extinta Banda de Tambores ‘’ San Juan Bosco ‘’.

 

La tarde del Domingo de Ramos en Cieza indudablemente es del Cristo del Consuelo. Este año, y debido a la inestabilidad atmosférica que tuvimos los primeros días de Semana Santa, la imagen llegó al Camino Madrid en apenas diez minutos desde que salió de su Ermita, caracterizándose el traslado por la rapidez con la que llegó a la Basílica de la Asunción, pillando desprevenidos a muchos ciezanos que casi no llegaron a ver en la calle al Faro Luminoso de Cieza.

 

Lunes Santo en Cieza, Lunes Santo de Sangre redentora. Otro año más la Cofradía de Santa María Magdalena llenó las calles de Cieza de la Sangre del Redentor. Reseñar este año el arreglo floral del trono, realizado a base de iris morado en su totalidad, cambiando la percepción que hasta el momento se tenía del arreglo floral de este crucificado ciezano. Digno de reseñar también el lleno que tenía la Plaza Mayor cuando de madrugada la imagen regresaba a la Basílica de la Asunción. Siendo este lleno el anticipo de la tónica que se viviría el resto de días de la Semana Santa de Cieza 2018. Una Semana Santa donde la participación del pueblo destacó de sobremanera, comenzando a observarse en la jornada del Martes Santo.

 

Los mayores de lugar, y no tan mayores, no recordaban una representación de El PRENDIMIENTO tan espléndida en muchos años. Quizás este esplendor vino motivado por la presencia de la persona encargada de reescribir el auto: D. José Rogelio Fernández, el cual pudo admirar desde las sillas su trabajo que cada año se torna en realidad en la noche del Martes Santo. Tras un sermón donde D. José Antonio nos habló de los personajes de la Pasión de Cristo la imagen del Nazareno salía a las calles de Cieza. Recibiéndola el Tercio Romano del Santo Sepulcro, tercio que como viene siendo habitual integra en sus escuadras la figura del Flechas, persona que cumplía 70 años en las filas de tan insigne tercio. Constituye el Flechas un elemento indispensable de nuestros cortejos procesionales, un elemento sin el que no podríamos entender la magnificencia de nuestros cortejos y de nuestra Semana Santa. Destacar dos cosas de la Procesión de El PRENDIMIENTO: la cantidad ingente de nazarenos que conformaban los cortejos de las hermandades de los Hijos de María y los Dormís, llenando ambos de punta a punta la Calle San Sebastián con sus nazarenos, y por último, y como viene siendo habitual, la recogida de la Oración del Huerto a los sones del pasodoble ‘’Los Dormis’’ erigiéndose estos momentos en indispensables dentro de la Pasión en Cieza y la jornada del Martes Santo.

 

Pasión en Cieza que volvería a reflejarse en la cara de los niños en la tarde del Miércoles Santo.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.