Logo
Twiter Facebook Meneame
Lunes, 14 de Octubre del 2019
Domingo, 15 Septiembre 2019

Cieza, hoy. Cieza resiste

Valora este artículo
(1 Voto)
Riada en Cieza (foto de archivo) Riada en Cieza (foto de archivo) www.todocoleccion.net

CLR/José María Cámara.

La verdad no tenía pensado escribir sobre esto. Hoy quería escribir sobre Aníbal, Bartolo, España, Jardín, Santo Cristo o San Juan Bautista. Ellos se lo merecen, pero es que, ¿cómo no hablar hoy de esas miradas, esa emoción contenida, ese miedo, esa tensión, esa angustia o ese amor por lo nuestro? ¿Cómo no hablar del Segura desbordado a su paso por Cieza? Tenía que hacerlo. Disculpen queridos libreros, pero como dirían en prensa, la actualidad manda.

De vez en cuando me meto en Todocolección a buscar alguna que otra postal sobre la Cieza antigua. La Cieza de la década de los 90. Suelo buscarlas bien para comprarlas, puesto que las colecciono, o bien para aprender cosas sobre cómo era Cieza antes del boom de la construcción y el urbanismo. En toda esa marabunta de postales hay una que me sorprendía bastante, ahora ya no. En ella se ve un hombre con un perro, el rio, y al fondo, muy al fondo; Cieza. Parece como si El Segura se hubiera comido toda la huerta ciezana. Antes no la entendía, me parecía excesivo el tamaño del rio, algo así como si fuera un montaje, pero hoy, después de la Riada de Santa María, sé que es posible ver El Segura así. Lo he vivido, para bien, o para mal, pero lo he vivido, y como yo, miles de ciezanos.

 

Han sido días muy difíciles, ustedes lo saben cómo yo. Hemos visto nuestras calles llenas de barro y agua. Vecinos desalojados, carreteras y accesos cortados, ramblas desbordadas y, en consecuencia, el Segura desbordado en algunos lugares de Cieza. La Brujilla, El Fatego, El Puente de Alambre o la Isla han sufrido las terribles consecuencias de esta DANA que pasará a la historia. No todo, tristemente, ha ocurrido en esos entornos. El campo ciezano llora desconsolado. Las pérdidas se presuponen cuantiosas, y los ciezanos de bien, los huertanos de toda la vida, han tenido que calzarse las botas, el mono de trabajo y ponerse a limpiar sus casas, intentar salvar sus muebles y ayudar a sus vecinos. Las ramblas han anegado muchos parajes de nuestra querida Cieza. Han roto todo aquello que un día las apartó de su cauce natural. El Olmíco, El Maripinar, La Macetua, La Parra o El Gurugú han sucumbido a la fuerza de la naturaleza, y todo ha ido a parar al Segura.

 

Yo, como otros muchos ciezanos, he seguido, cuando he podido, y me han dejado, la crecida del Segura a su paso por nuestra localidad. Las veces que he salido he visto a mis vecinos asustados, con miedo, inseguros, vigilando sus cocheras, temerosos y pidiendo que no callera una gota de agua más. He sentido, por primera vez en mis 27 años, la histeria colectiva. Sus ojos hablaban de incredulidad, reflejaban la duda ante lo que sus ojos veían. Caminaban de un lado para otro, e incluso se saltaban los cordones policiales, ¡no se lo creían!, pero era verdad. El Segura se desbordó a su paso por Cieza. El Segura nos mostró que, vivir cerca del rio tiene sus riesgos, y que construir en su límite nunca fue buena idea. Todo sucumbió al paso de las aguas del antiguo Thader. El agua que tanto anhelábamos nos ha roto en mil pedazos. Ha roto el descanso de muchas familias, los sueños, los anhelos e incluso el trabajo de toda una vida, pero, si hay algo bueno en todo esto, es que la solidaridad ha vuelto a hacerse presente en las calles de Cieza. Hemos vuelto a recibir centenares de wasap preguntando por nuestra salud, por nuestras tierras y por nuestros conocidos. Hoy, colectivos como OJE o los SCOUT, no han dudado en enfangarse hasta donde fuera necesario con el fin de ayudar a sus vecinos, pero es que durante estos días de oscuridad entidades como Cruz Roja, Policía Local, Guardia Civil, Equipo de Gobierno, con su alcalde a la cabeza, medios de comunicación, periodistas, anónimos o el Comedor Social de Piedras Vivas han doblado sus esfuerzos para que los ciezanos sufrieran lo menos posible.

 

Cieza y su gente es así. Tendremos defectos, claro que sí, pero siempre lo he dicho: tenemos muchísimas virtudes que nos hacen especiales. No somos más que nadie, pero tampoco menos. Estos días hemos vuelto a ser solidarios, agradecidos, humildes, trabajadores, luchadores, comprometidos y amables con aquellos que lo han necesitado.

 

Volveremos a soñar con la Cieza que tuvimos hace tan solo tres días. Todo volverá a ser como antes, porque a los ciezanos nada, ni nadie, nos detiene ante nuestros objetivos.

 

Cieza siempre brillará, pese a todo lo que nos pase. No lo olviden. Ánimo a todos aquellos paisanos que han sufrido el envite de la DANA.

 

Ánimo a todos aquellos que han olvidado lo que es el reloj por restituir sus casas de campo, sus huertos y sus casas.

 

Os espero en quince días. Mientras sigo observando la vida.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.