Logo
Twiter Facebook Meneame
Miércoles, 21 de Noviembre del 2018
Sábado, 27 Octubre 2018

Cieza, hoy. Todos los santos en Cieza

Valora este artículo
(1 Voto)
José María Cámara José María Cámara

CLR/José María Cámara.

Caminaba obnubilado en mis pensamientos. Oposiciones, fotografía, mandados ocupaban mi mente. La hora del día daba igual, el día, más todavía, pero unas margaritas en la puerta del Mercado de Abastos me hicieron recordar que a la vuelta de la esquina llega el día en el que el cementerio despierta de su letargo diario. Pronto llegará el ‘’ día de Todos los muertos’’.

Esto de lo que hoy les hablo no es una tradición única de Cieza, es una tradición extendida a lo largo del orbe. En México, por ejemplo, es uno de los días más importantes dentro del año, pero hoy les hablaré de lo que esta festividad mueve, que no solo es visitar a los fieles difuntos en el cementerio. Otros elementos conforman la celebración de los fieles difuntos en Cieza. Unos tradicionales, otros nuevos, pero al fin y al cabo son elementos que dan forma a este conglomerado de ‘’cosas’’ que dan sentido a la festividad de ‘’todos los Santos’’.

 

El 1 de noviembre el Cementerio se viste de gala. Sale de su calma inquietante. Para los que visitamos con frecuencia el cementerio ese día parece que han cambiado las calles, la realidad ha cambiado totalmente. Las tumbas están llenas de flores, los panteones están limpios y las familias visitan a los familiares que han pasado a mejor vida. Parece que el 1 de noviembre se rompe el miedo a hablar de la muerte. Parece que deja de ser un tema tabú para ser una realidad y hacer de esta realidad una profunda reflexión acerca del final del camino. Ese día cristianos y no cristianos dedican unos minutos, o quizás horas, de su día a recordar momentos con los que ya no están. Sin quererlo recuerdan cuando el abuelo cogía de la mano al nieto y lo llevaba a jugar, quizás recuerdan esas comidas de la abuela que hacían las delicias de los familiares en los días de fiesta, o quizás lloran al recordar como esa maldita enfermedad les sesgó de un suspiro la oportunidad de hacer realidad esos sueños que con tanta alegría planeaban. Todos esos recuerdos duermen durante el año, pero en el día de ‘’Todos los Santos ‘‘vuelven para quedarse con nosotros, solo por unas horas, ¡pero qué horas!

 

Al entrar al Cementerio de Cieza la cancela nos traslada a otro mundo, un mundo de calma, sosiego y de reflexión interior, donde nos encontraremos cara a cara con Cristo Descendiendo a los Infiernos en el retablo que los hermanos de Ánimas tuvieron a bien de poner, para recordarnos que un día Él vendrá a juzgarnos.

 

Decía al comenzar el artículo que las flores llenan las tumbas, y es que la Festividad de Todos los Santos llenan las floristerías ciezanas de todo tipo de flores. Margaritas, astromelias, lisiantum o lilium decoran las calles de Cieza. Esos días las floristerías se llenan de flores que tienen como destino el decoro de las moradas de los que ya no están. Arteflor, Floristería Pura o Floryplan contribuyen a cambiar la realidad del campo santo. Al entrar al mismo todavía queda un resquicio del puesto que la Pura conservaba y donde vendía flores por centenares durante los días anteriores, o posteriores, al uno de noviembre. Hoy solo una persiana que muere en óxido sirve de recuerdo para un pasado glorioso.

 

Por supuesto en una región llena de productos típicos no podía faltar la venta de los tradicionales ‘’huesos de Santo’’ en las panaderías ciezanas. Quizás originarios del S.XVII muy probablemente nos llegan a los ciezanos debido a la cercanía con las tierras de Castilla, donde son tradición. Una tradición que endulza el día de Todos los Santos. Día de cementerio, flores y dulces.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.