Logo
Twiter Facebook Meneame
Miércoles, 15 de Julio del 2020
Viernes, 21 Febrero 2020

El pinador pinado

Valora este artículo
(3 votos)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

A mediados de semana nos desayunábamos con una impactante noticia: una madre, haciendo uso de las facultades que la ley regional le otorga, aplicaba el pin parental a una actividad extraescolar que iba a realizar su hija.

Pero... hay un pero. En esta ocasión la actividad extraescolar consistía en la visita del presidente regional, Fernando López Miras, al IES Carlos III de Cartagena, donde iba a presentar las actuaciones prioritarias de su gobierno en materia de Formación Profesional.

 

Pues bien, una madre, amparándose en el “derecho” que la normativa murciana le concede, decidió que su hija no iba a asistir a esa actividad. La madre consideraba que su hija no debía perder un minuto de clase por ir a un acto que a ella ni le iba ni le venía, máxime cuando es víctima de algunas decisiones discutibles de la administración regional por su discapacidad. Y ni corta ni perezosa la madre sí que acudió al centro a intentar hablar directamente con los responsables en la materia de nuestro gobierno, el presidente y la consejera de educación.

 

La verdad es que la madre utilizó el pin parental precisamente como forma de protestar contra el pin parental. Pero dejó en evidencia a un presidente que, aunque se tiene bien aprendido el mantra de la “libertad de elección y decisión de los padres”, no sabía muy bien cómo responder a la madre y menos aún cómo explicarle las “bondades” (si es que las tiene) del famoso pin.

 

Y es que tengo la impresión de que quienes lo han creado y aprobado no pensaban de ninguna de las maneras que el pin pudiese volverse en su contra e incluso ser usado contra sus propios intereses. A ninguno de ellos se les había ocurrido que esta barbaridad pedagógica tuviese un lado oscuro: el permitir a los padres vetar la participación de sus hijos en actividades que para los partidarios del pin son perfectamente recomendables, como es el caso de un acto de propaganda política, pero no para muchos padres. Y así López Miras se encontró con la horma de su zapato, quedando en entredicho ante las cámaras.

 

Desconozco si personalmente López Miras o su consejera de educación, Esperanza Moreno, están a favor o en contra del pin parental. Es un hecho que se han visto obligados a introducirlo por la presión de Vox para poder seguir gobernando en la Región. En el mismo saco está Ciudadanos, que haciendo el más increíble de los paripés dijo que no, y luego que tal vez, y después firmó sin pudor el documento donde se recogía la instauración, a petición de Vox, de esta anomalía educativa. Pero no os confundáis, lectoras y lectores: antes de que el partido de Abascal lo exigiera, en Murcia existía pin parental. Y yo tuve la ocasión de observarlo de primera mano, cuando la anterior consejera de educación y el anterior director general de juventud asistieron a clausura de una actividad de educación afectivo-sexual elogiando lo que se hacía en la misma y prometiendo reediciones en cursos venideros. Pero cuando todo esto llegó a oídos del rector de la UCAM, José Luis Mendoza, y este clamó contra tanto libertinaje y juró que en ningún colegio de Murcia (en ninguno, no sólo los controlados por la UCAM) se iban a enseñar estas barbaridades, la consejera Martínez-Cachá se apresuró (lo hizo prácticamente al día siguiente de las declaraciones del rector) a dar satisfacción a Mendoza y prohibió de facto la participación de los alumnos en este tipo de actividades si previamente no se había informado a sus padres y obtenido su consentimiento. Exactamente igual que ahora.

 

Por tanto me temo que la exigencia de Vox cayó en un campo abonado de antemano, el de la lucha por controlar la educación y lo que se les enseña a nuestros niños y jóvenes, formando así su personalidad y su orientación hacia lo que a cada uno le interese. Eso de enseñar a pensar y discernir por sí mismos a los alumnos es una pésima política, porque a la larga pueden volverse en contra de quien gobierna, máxime teniendo en cuenta las auténticas barbaridades que muchos partidos cometen cuando están en el poder. No importa pues la formación de la persona como ciudadano independiente y capaz, sino el adoctrinamiento moral y político para conseguir futuros votantes afines.

 

Y precisamente quienes más trabajan el adoctrinamiento, sus mayores partidarios y practicantes, son quienes se han inventado el pin parental. Pero cuidado: los pinadores pueden verse pinados. Y si no, que se lo pregunten al señor López Miras.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.