Logo
Twiter Facebook Meneame
Miércoles, 23 de Setiembre del 2020
Viernes, 07 Agosto 2020

El Viaje a Ninguna Parte. …el mundo…en la encrucijada. España en la ineptocracia (I)

Valora este artículo
(3 votos)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Amigo Cipión: soy Berganza. Existe una pregunta sencillísima que desmonta el discurso aburrido y victimista del separatismo: si tan oprimidos, discriminados y maltratados están vascos y catalanes en España, ¿cómo se ha producido el milagro de que sus comunidades sean- hasta ahora- las más prósperas de un país que supuestamente las machaca y pisotea desde hace siglos? ¿No será al revés? Nada más rancio, perverso…mentiroso, y pervertido, que nuestros nacionalismos centrífugos.

Amigo Cipión…querido Berganza. Soy el perro de Baskerville, o al menos ese papel quiere Berganza que represente. Mirad, ya sabéis, o debéis saber, que yo soy bastante escéptico: hemos vaciado el infierno, y todos los demonios están ya aquí, incluyendo al hijoputa del coronavirus y al chino cabrón que lo inventó. Hemos hecho a los tontos encargados y a los mediocres jefes (esas son las ansias genéticas de todos los tontos y mediocres, tener relevancia). Me dice Berganza que te diga que tienes ahora la palabra para que les tires a degüello. Desahógate.

 

La experiencia de un gobierno frankensteiniano como el que nos desgobierna actualmente no es nueva en la historia política de España. Hace ahora 84 años, en 1936, se consumó una coalición formada también por los principales partidos de izquierda y los nacionalistas: el Frente Popular (…) es decir, la misma excrecencia política de la que gozamos en la actualidad. La idea de democracia y progresismo que tenía en mente para España, tan solo un año antes, en 1935, Francisco Largo Caballero, un sindicalista y político marxista español, histórico dirigente del Partido Socialista Obrero Español y de la Unión General de Trabajadores, iba en la dirección de la insurrección armada para hacerse con el poder y declarar los soviets siguiendo el modelo impuesto por Lenin (…) Querido Berganza, el pensamiento de este ser nocivo, Largo Caballero, se resume en este párrafo: «Todo el orden existente va a transformarse [...] Dentro de cinco años, la República estará de tal forma organizada que a mi partido le resultará fácil utilizarla como escalón para conseguir nuestro objetivo. Nuestra meta es una "Unión de Repúblicas Ibéricas Soviéticas" [ahí es nada]. La Península Ibérica volverá a ser un gran país. Portugal se incorporará a nosotros, confiamos que pacíficamente, pero utilizaremos la fuerza si es necesario. ¡Detrás de estas rejas tiene usted al futuro amo de España! [estas palabras se las decía al periodista americano que le entrevistaba]. En la proyectada URSS Ibérica, Cataluña y Vasconia serían dos repúblicas confederadas, con lo que su independencia de España estaría asegurada. Este cóctel explosivo de ideas y tejemanejes políticos, creó tal tensión en la sociedad española que desató una gran crisis social con el resultado de una Guerra Civil en toda regla. Imponer por la fuerza, sin más, una ideología al pueblo y vivir de las rentas siempre se paga caro, más tarde o más temprano, ayer, hoy y mañana. Un ejemplo dramático lo vimos en el matrimonio Ceaucescu, el rumano, no el español, una parejita de comunistas que logró exasperar los ánimos de los personajes influyentes que siempre están a la sombra y que, debidamente azuzada la peña, fueron pasados por las armas en un abrir y cerrar de ojos. O mira si no acaso el colapso que sufrió la todopoderosa Unión Soviética, tras la caída del Muro de Berlín. Así que ojo con remover los avisperos sociales. Decía el poeta bengalí, también artista, dramaturgo, músico, novelista y autor de canciones Rabindranath Tagore: «Qué fácil es empujar a la gente...Pero qué difícil guiarla». Cuando todos los países de Europa se ven abocados, por un sentido de estado, a coaligarse anteponiendo siempre la nación, nuestros políticos de aquí se dedican a jugar a los dados a ver qué pasa, en busca de una mayoría absoluta que no les obligue a rendir cuentas ante nadie; mayoría nacional que no llegará de la mano de un solo partido nunca en la vida. Y si no, repasemos cómo están conformados los gobiernos europeos. En Alemania, Angela Merkel, líder de la Unión Demócrata Cristiana, gobierna en coalición con su antónimo, el Partido Socialdemócrata (SPD). Hasta un populista mendaz como el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha aglutinado en su gobierno a miembros de cinco partidos en los principales puestos, entre los que se cuentan dirigentes socialistas y conservadores (…) En la Europa del Sur hay países que también gozan de cierto sentido común cuando de gobernar se trata. Los únicos que carecemos de ese atributo parece que somos nosotros. En Grecia, Alexis Tsipras, el amigo del Marqués de Galapagar, del partido SYRIZA, una coalición de la izquierda más radical, gobierna desde 2015 junto al partido de derechas ANEL (Griegos Independentistas). Y eso que son dos partidos tan inmiscibles en sus postulados como el agua y el aceite. En Italia, Paolo Gentiloni, del Partido Democrático, formación socialdemócrata, gobierna desde 2016 gracias a varias fuerzas políticas, como la Alianza Popular (centro) y el partido Nuevo Centroderecha, afiliado al PP en Europa. ¿Pero es que no hay un solo gobierno en Europa similar a este que sufrimos en España que goce de una firme convicción nacional? Pues sí. Lo hay. Es lo que al principio llamaban en Portugal "El Gobierno de la geringonça", o sea, de la chapuza. A pesar de que algunos analistas le vaticinaban un "mandato efímero", de "gestores blandos" y apoyado en el "populismo antisistema", ha conseguido aglutinar a la izquierda y es un modelo sureño de cómo se pueden hacer bien las cosas. El catedrático de Filosofía, académico y escritor francés Jean d’Ormesson, basándose en la Teoría de la Estupidez, de Carlo Maria Cipolla, en el Principio de Peter, del que afirma que en una jerarquía todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia; y también en la conocida sentencia de Edmund Burke, que dice que para que triunfe el mal basta con que los hombres de bien no hagan nada, resume todo ello en un palabro inventado por él, "Ineptocracia", que define así: "Es un sistema de gobierno en el que los menos preparados para gobernar son elegidos por los menos preparados para producir, y los menos preparados para procurarse su sustento son regalados con bienes y servicios pagados con los impuestos confiscatorios sobre el trabajo y riqueza de unos productores en número descendente, y todo ello promovido por una izquierda populista y demagoga que predica teorías, que sabe que han fracasado allí donde se han aplicado, a unas personas que sabe que son idiotas".

 

Lo dejo aquí, querido Berganza. Seguiré la semana que viene…

 

En eso estamos ahora en España, instalados en la más clara, clamorosa, pura y dura INEPTOCRACIA, una variante de las más torpes y perniciosas del DESPOTISMO (DES) ILUSTRADO.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.