Logo
Twiter Facebook Meneame
Miércoles, 18 de Setiembre del 2019
Viernes, 03 Mayo 2019

El Viaje (Final) a Ninguna Parte. Despropositum consumatum est

Valora este artículo
(1 Voto)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Mira que nos lo advirtieron: la división del centro-derecha español será su suicidio en las elecciones generales del 28 de Abril. Pues “suicidió”: suicidio y despropósito consumado, que ese es el título, traducido, del artículo de esta semana.

123 diputados del atontolinado y mentiroso, pero afortunado y suertudo doctor cum fraude, por 66 del P.P., 57 de Ciudadanos y 24 de Vox, en total 147, cuando la mayoría absoluta estaba y está situada en 176 escaños. Las simulaciones dicen que de haber concurrido en coalición a las elecciones, los tres partidos del centro-derecha, que se hicieron la fotito con toda la vistosa pero inoperante parafernalia de sus banderitas rojigualdas ondeando en la madrileña plaza de Colón antes de las elecciones, habrían obtenido 177 escaños por apenas 108 del PSOE. Cosas de nuestro sistema electoral y de Monsieur D´Hont. Pablito, Teodorico, Riverita, Santiaguito, mucha proclama vacua de amor a España, pero os habéis “escoñao”, os habéis dado el gran batacazo contra Pedrito, el gigantesco, hueco, rojo y vacío ninot de cartón piedra, sin duda el peor presidente de la democracia española hasta la fecha, que seguirá ocupando la Moncloa- ahora con todas las de la ley y por la gracia de Dios y voluntad del pueblo, que es (rematadamente) necio (Lope de Vega dixit)-, en unas elecciones en las que no ha tenido más votos que sus rivales (al revés, unos 400.000 menos), pero que la ingeniería electoral y el nefasto juego de sus cartas por parte de sus azules, verdosillos y rojigualdos antagonistas, se las ha servido en bandeja. Se hicieron la foto juntos para airear sus diferencias y separarse después rápidamente, en un divorcio lleno también, como el del nacionalismo, de emocionalidad. ¡Ay!, el corazón nos pierde a los españoles y se nos va la fuerza por la boca. Ya se anuncia que para 2021, tras dos o tres años de agónico sufrimiento, España –si es que aún se sigue llamando así o queda algo de ella- será “rescatada” (y sabemos bien lo que significa eso).

 

En Diciembre de 2015, el P.P. de Rajoy ganó, sin mayoría absoluta, pero con una renta semejante a la que ahora ha obtenido el PSOE, las elecciones generales en España. Por entonces, publiqué un artículo titulado “Ahora que todos han perdido, España debe ganar”, en el que la tesis de fondo era que –frente a lo que interesadamente se repetía por doquier, y a diferencia, paradójicamente, de lo que ocurre ahora, sí que había un vencedor claro de las elecciones: el constitucionalismo, y apelaba a una unión entre P.P., Ciudadanos y el PSOE, que sumaban entre todos ellos más de 250 diputados. Me consta que no fui el único que sugería esa alternativa, pero no quisieron enterarse. Ahora tienen lo que se merecen, y, lo que es peor, ya no sé si a estas alturas hay alternativa viable para España o si quienes tienen poder para adoptar esas decisiones, habrán tomado ya la de dejar caer a esta nación milenaria dando su viabilidad por imposible en el juego de vanidades y ambiciones en el que parecen haberse embarcado sus políticos, da la sensación de que tanto peores cuanto más jóvenes: inconscientes, atolondrados, torpes y avariciosos.

 

Evaluemos la supuestamente «enorme» gesta de Sánchez. En efecto, ha ganado bien y merece gobernar (aunque él sabrá con quién en mayor medida le puede interesar a España, si es que el interés de España es algo que ls importe a él), pero se ha quedado a 53 escaños de la mayoría absoluta, con 14 diputados y un 4,4% menos de votos que Rajoy en los anteriores comicios. Sin embargo, la idea que se enfatizó entonces fue la de que el triunfo del PP con 137 diputados había sido pírrico y que sudaría para gobernar (como así fue). No sé por tanto a qué viene tanta alharaca ahora en la madrileña sede del PSOE. No ha pasado de ser un triunfo discreto, propiciado en buena medida por los errores de juventud y la inmadurez política de los rivales que tenía enfrente. Eso mismo que acaba de lograr Pedro Sánchez, ya lo hizo Rajoy en dos ocasiones consecutivas, en Diciembre de 2015 y en Junio de 2016, y se consideró realmente como un fracaso porque en última instancia, disponer de 137 diputados no le sirvió para evitar la moción de censura de hace menos de un año y el consiguiente desalojo del poder.

 

En lo que a mí concierne, creo que los españoles seguimos apurando el cáliz del dolor y la amargura (que no ha pasado, sino que sigue transcurriendo, y lo que te rondaré morena) en una tenebrosa y dolorosa coyuntura de incierto y probablemente desairado e ingrato desenlace. La sociedad española sigue siendo aquella sociedad alegre y confiada que disfrutaba de los placeres de la vida mientras se abrían espantosas grietas en el casco de la nave, apostando temerariamente porque la nave siempre se mantendría a flote y el naufragio nunca se produciría. Esta misma semana, un correligionario del flamante ganador de las elecciones generales 2.019, Alfonso Guerra, desde su sabia veteranía, advertía a Pedro Sánchez de que “la balcanización de un país es un proceso que se gesta y se desarrolla muy lentamente, pero que llegado a un punto determinado, ya no tiene vuelta atrás”. Estaba recordándonos lo que pasó con Yugoslavia.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.