Logo
Twiter Facebook Meneame
Martes, 20 de Abril del 2021
Viernes, 26 Febrero 2021

El Viaje (Final) a Ninguna Parte. La vitamina de Amón Ra

Valora este artículo
(2 votos)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Desde mi ventana, hacia las siete de la tarde de este tiempo aún fresquito de febrerico el corto, desapacible, ventoso y cambiante, todavía dolorosamente marcado por la misteriosa, camaleónica, recalcitrante y terne pandemia del coronavirus, se atisba, mirando hacia el noroeste, el resplandor dorado del dios sol, ocultándose tras la mole familiar, que en la distancia se adivina impresionante e inmensa, de la montaña mágica del Almorchón, a cuyos pies hemos estado muchas veces y cuyas veredas y senderos hemos recorrido en tiempos pasados y mejores.

¡Oh sagrada montaña!, vigila, si queda algún rastro de ella, nuestra fantasmal aura, que un día dejó su huella por esos caminos de cabras montesas y rebecos, sobrevolados frecuentemente por rapaces varias, aguiluchos y hasta el águila imperial. La visión me ha traído a la memoria (cinematográfica…) a Moisés en el monte Sinaí cuando iba a recibir, allá junto a la zarza ardiente, el mensaje divino con las Tablas de la Ley grabadas a fuego por el rayo. En realidad recuerdo a Moisés bajo la efigie barbuda de un antológico Charlton Heston en la película “Los Diez Mandamientos”. Me pongo delante de mi pequeño y silencioso mac-mini y veo que tengo algunos interesantes guasaps de mis queridos contertulios perrunos “El perro de Baskerville”, Cipión, este que les habla, que soy yo, Berganza, y -por primera vez, y nuevo en esta plaza- Marcus, un perro veterano, prudente, bondadoso, sabio, pacífico y algo propenso a la melancolía- que hoy también se suma a la conversación. Les diré de entrada que para mí supuso un tranquilizador descubrimiento saber que los egipcios habían conferido naturaleza divina a la principal fuente de vida sobre la Tierra: el Sol. Después, el físico francés Lavoissier me proporcionó la mejor definición de Dios de la que había tenido noticia en mucho tiempo, al definir la Energía como algo que ni se crea ni se destruye, solamente se transforma. Y el Sol, aparentemente, es eterno, aunque sabemos que algún día se acabará. Pero desde nuestra limitada y contingente naturaleza y condición, es eterno.

 

Mi querido Cipión me ha hecho esta semana un detallado repaso de la historia de las vitaminas, subrayando que prácticamente todas las vitaminas deben ser incorporadas a la dieta, pero que si hay acaso una que no debería faltar en el organismo de cualquier ser mediterráneo que se precie es la vitamina D, también llamada "vitamina del Sol" porque es de las pocas que se forma en nuestro cuerpo con solo exponerse al Astro Rey: un cuarto de hora al día es suficiente para que la sintetice y podamos seguir adelante con nuestros asuntos mundanos sin más problemas. Este requisito es harto difícil de satisfacer en sitios con climas desapacibles, tanto que disfrutar sus habitantes de unas pocas horas de sol al día les supone una suerte de bendición divina. Pero no debería serlo en España, donde no debería encontrarse obstáculo alguno para darse un pequeño baño de sol al día. Sin embargo, la triste realidad es que en España, debido a nuestra sempiterna vida sedentaria basada en el sofá frente al televisor y a nuestra improductiva dinámica laboral, la peña permanece más tiempo en oscuros espacios cerrados que al aire libre, en una insolidaria comunión con la Madre Naturaleza, y el resultado de ello es que toma tan poco el sol que la mitad de la población está más pajiza que el papel, lo que ocasiona en la mitad de los hispanos un déficit importante de vitamina D. Y en el conjunto de la población mundial la situación es todavía peor: el 88% tiene importantes carencias de esta amina vital. No todas las vitaminas tienen el grupo amino que les da el nombre, aunque el término se mantuvo. Una de ellas es la vitamina D, que tiene las funciones importantes de regular la presión arterial, prevenir la depresión, disminuir el riesgo de contraer ciertos cánceres, reforzar el sistema inmunológico y mantener los huesos sanos y fuertes. Pues bien, para que vea cuán hideputa es el bicho este que han soltado, la investigación que los científicos están haciendo ahora mismo de él revela que ataca con especial virulencia a quienes tienen bajos contenidos de vitamina D en su cuerpo. Y para darle la solución que requiere este asunto, los que con sus decisiones han provocado todo este pandemonium pandémico, los políticos, fuente de todos nuestros problemas, lejos de incentivar nuestros paseos al aire libre limitan nuestros movimientos y nos ordenan, tras cumplir con nuestro sagrado ministerio laboro-presencial, permanecer recluidos en casa, para que el bicho este de mierda nos ataque a su antojo y con saña.

 

Triste broche final el de la única vitamina que se sintetiza… con la punta del pijo, mediante los beneficiosos rayos ultravioleta del sol y que se pudo descubrir gracias a la sal de Amón Ra, la deidad que, para más inri, simboliza al Dios Sol.

 

En fin, una pandémica razón, una más, para liar el petate y coger la caravana para que por esos mundos de Dios nos bañe y nos bendiga con su luz divina el eterno Amón Ra. Amén.

 

Marcus, veterano, prudente y sabio can, tercia sobre la nefasta política que en materia de educación, está haciendo el actual gobierno de España, bastante en línea, por cierto, y por desgracia, con la que hicieron los anteriores, y dice que los políticos que están gobernando en España no quieren disciplina personal ni esfuerzo para llegar al conocimiento. No desean que se llegue al conocimiento de nada. Desean una sociedad analfabeta, aborregada, a la que puedan llevar por donde quieran. Vamos, un sistema totalitario donde importen únicamente las consignas que ellos lancen. Y los tiempos que estamos viviendo en España son un estupendo caldo de cultivo para esos gobernantes. En fin, me asusta (añade…) lo que van a tener que vivir nuestros hijos. Y sobre todo, nuestros nietos. En las aulas los que estudien serán considerados como bichos raros y los que se atrevan, no ya a criticar (ellos que hablan tanto en su ley de educación de fomentar el espíritu critico), sino simplemente a opinar, serán tratados como "sospechosos". Por su parte, el perro de Baskerville, muy en su línea dura habitual, formula un lacónico, desengañado y lúgubre pronóstico: aquí un día va a haber un reparto de hostias que ni en un congreso eucarístico.

 

Miro por la ventana. La tarde ya ha caído y compruebo que Amón Rá ha desaparecido tras la Montaña Mágica del Almorchón, camino de las frías tierras del noroeste. Supongo que mañana, entre las brumas de un amanecer de febrero de nuevo proverbialmente fresco y brumoso, volverá incendiando cielos por Levante, con su generoso cargamento de vida, reanudando su viaje a ninguna parte, y nosotros diremos una vez más, con los cómicos españoles, aquello tan esperanzador -y tan cruel- de “amanece que no es poco”.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.