Logo
Twiter Facebook Meneame
Miércoles, 20 de Noviembre del 2019
Sábado, 19 Octubre 2019

El Viaje (Final) a Ninguna Parte. MORIRSE CON BUENA EDUCACIÓN

Valora este artículo
(2 votos)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

En estos tiempos en los que tanto se habla de la importancia de la Educación, hay que pensar que quizá sea precisamente porque lo que siempre se ha entendido por educación brilla por su ausencia y se reclama por tanto su necesidad y su presencia.

La buena educación sigue siendo la clave para todo porque tiene que ver no sólo con los buenos modales, sino con el respeto que nos deben merecer los demás, guiado por el amor que es natural y obligado que nos tengamos a nosotros mismos como principio básico de la supervivencia. El amor propio bien entendido debe conllevar el amor y el respeto por nuestros semejantes, con los que compartimos humana (y sufriente) condición. Así, entrar por la mañana en una dependencia en la que hay personas y no decir “buenos días” puede parecer simplemente una falta de urbanidad, pero es realmente una falta de respeto, porque supone ignorar la naturaleza, semejante a la nuestra, de quienes en la referida dependencia puedan hallarse. A un perro o a un gato no sería obligado saludarlos de tal modo (salvo que de cervantino coloquio se tratara), pero a las personas sí. Ceder el caballero a la señora el asiento en el autobús o en la sala de espera de un consultorio médico, puede parecer un gesto anticuado de urbanidad, pero en realidad se trata del reconocimiento de que, por lo general, las señoras suelen tener menos capacidad para aguantar de pie que los caballeros (aunque, paradójicamente, ellas vivan más tiempo, pero esa es “otra historia”). Reír civilizadamente o sonreír frente a gesticular y hacer el oso, con estridentes, desagradables e inoportunas carcajadas, puede parecer simplemente una variación de grado o intensidad del regocijo o de la risa, pero en última instancia es la diferencia que existe entre la expresión de la humanidad civilizada y el rebuzno ancestral y nada evolucionado del animal llamado “burro” con el que más de un homínido antropoide compite demasiado habitualmente, y tantas veces con ventaja en lo que concierne a número y grado de “burradas”.

 

Y hasta para morirse hace falta educación, aunque la muerte siempre acaba presentándose sin que nadie la haya invitado. Recuerden aquello tan repetido en los casos de naufragio o accidentes colectivos, aparentemente tan injusto para los hombres: “las mujeres y los niños primero”, frase que elevaba a un grado extremo la norma dictada por la buena educación de ceder el paso a la lancha salvavidas a las señoras y a los niños, aun a riesgo de quedarse sin sitio en ella. Algo muy duro, pero que uno debía y debe hacerlo, simplemente, por educación. Porque esa norma de la buena educación no estaba dictada sólo por las convenciones o acuerdos sociales más o menos arbitrarios, sino por la razón natural y biológica de la mayor trascendencia de las señoras, y de los niños y niñas (en estas por partida doble, porque son “señoras” en potencia), para la conservación y perpetuación de la especie humana. En aquellas, en las niñas, porque,¿qué sería de la especie sin ellas?, y en ellos, en los niños, porque tienen ante sí expectativas de vida más dilatadas que las que puedan tener los adultos.

 

Por eso, en estos tiempos de tan mala educación generalizada, sigue siendo preciso reivindicar la necesidad de la buena educación, incluido eso que se llama urbanidad y aquello otro de los buenos modales, porque en realidad no son gestos tan superficiales o convencionales como podría pensarse, y tienen que ver con valores tan hondos e importantes como el respeto mutuo, la convivencia civilizada y hasta la supervivencia colectiva. Por eso, la sonrisa frente a la estrepitosa, hueca y vacía carcajada, la palabra frente al grito, el decoroso eufemismo frente al exabrupto, y la cortesía frente a tanto comportamiento zafio y grosero como campa hoy a sus anchar y a sus largas, son asignaturas pendientes en nuestra sociedad.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.