Logo
Twiter Facebook Meneame
Viernes, 17 de Setiembre del 2021
Sábado, 31 Julio 2021

El Viaje (más final aún) a Ninguna Parte. Hablemos del “nuevo” (¿?) gobierno. ¿Por qué no?

Valora este artículo
(2 votos)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Lo primero que hay que decir es que están todos, todas y “todes” (alguno habrá que entre en esa categoría…) muy contentos, contentas, contentes (sic), sobre todo ellas, tan “jóvenas”, aparentas y peripuestas la mayoría, con el rebrillo orgulloso del éxito y la lógica autosatisfacción en la mirada. Ahí es nada, Han llegado. Lo han conseguido. Un orgasmo de gusto. Pobres y “pobras”. Se lo dice uno que ya está de vuelta, o, por hablar con más propiedad, casi de ida. Sic transit gloria mundi.

Un amigo que escribe bastante, y bastante bien, profundo conocedor de Cervantes y de Quevedo, dos mentes preclaras amargamente lúcidas donde las haya, me sugiere que considere adobar mis reflexiones, que él califica de pesimistas, sobre la España contemporánea, con la relectura del Quijote. Concretamente, que trate de aplicar a la realidad actual los sabrosos refranes incluidos en esa gran obra, que es -junto a otras muchas cosas- un impresionante lamento sobre la decadencia de España como potencia imperial, escrito a principios del siglo XVII, cuando España empezaba a perder todas las guerras después de haberlas ganado todas, pauta que ha continuado hasta el presente, y que debería llevarnos a la formulación de la pregunta de quiénes fuimos, quiénes somos y, muy particularmente, en qué nos estamos convirtiendo.

 

Así que -para ver algo de lo que somos-, hablemos hoy del nuevo gobierno bonito de Don Pedro Sánchez Pérez-Castejón, Pedro el Guapo, un gobierno multitudinario por el número y númera de ministros-ministras y ministres que lo integran, pero que a mí, qué quieren que les diga, me parece tremendamente superficial e inconsistente, pretencioso, estúpido y vacuo, a más de incompetente. No tengo el gusto de conocer a ninguno y las mías son por lo tanto observaciones circunstanciales y a vuela pluma, con alguna guasa de trazo grueso -lo reconozco- a partir de lo que pueden dar de sí los propios nombres de los nuevos, nuevas y nueves ministros, ministras y ministres. El Gabinete -muy decorativo, y más que gabinete, camarote de los Hermanos Marx - queda compuesto de la siguiente manera:

 

Primero, encabezando el fabuloso equipo, TIRANO BANDERAS- Pedro Sánchez Pérez-Castejón. Después su Santísima TRINIDAD, reverendísimas sacerdotisas del gran ninot, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño Santamaría, que todo el mundo dice que no tiene un pelo de tonta (ni de lista, si es “calviño” no tiene un pelo de ná…), pero esa supuesta inteligencia no vemos que sirva para nada (si acaso para “nadia”, por lo que haríamos bien en encomendarnos a su segundo apellido, “Santamaría”, para sortear, no ya la crisis presente, sino la que de manera inmediata esperamos que se nos venga encima, y que Dios nos coja confesaos). El cortejo continúa después con la vicepresidenta segunda y Ministra de Trabajo y Economía Social (qué largos son ahora los nombres de los ministerios), Yolanda Díaz Pérez, que, nena, ¿cuándo y quiénes te han visto ante retos mayores? Si es que…ministra, que viene de minus… y rubia. Demasiado. Lo suyo ha sido un coletazo. Como no hay dos sin tres, completa la Santísima Trinidad gubernamental, la Vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (¿qué les dije de los retumbantes y pedantescos nombrajos?) Teresa Ribera Rodríguez. A mí, tinto y Ribera pero del Duero. Lo demás me sobra. Seguimos. Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares Bueno.¿Tiene algo que ver con Cieza? Lo digo no por lo de bueno, sino por lo de Albares. Ministra de Justicia, Pilar Llop Cuenca. A esta le ha debido dar hipo tras verse sorprendida por su nombramiento. No se lo cree ni ella. Llop… llop…Ministra de Defensa, Margarita Robles Fernández. Esta se supone que es la fuerza y por eso es Robles. Y está, claro, en Defensa. Para defender a España, seguramente, después de hundirla. Ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero Cuadrado. Claro, cuadrado, para que le cuadren las cuentas. Aunque, con Irena Montera también hace una ministra montaraz al cuadrado o un rotundo y montaraz cuadrado. Las cabras tiran al monte y no sé si eso lo contemplará también en su taxonómico zoológico la ley Trans. Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska Gómez. Llamarse Fernando, y más aún Grande,(sin serlo) con exabrupto en medio para acabar en un ramplón Gómez de la tribu abaranera 5 kilómetros abajo de Cieza en la Ribera del Segura, pues, como que no…Tenía o aparentaba clase, y para mí que la ha perdido. Ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez Jiménez. Por cierto, tuve una alumna que se llamaba igual y que lo habría podido hacer mejor incluso que ella. Seguro. Ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría Continente. Para “alegría”, la que le dio a esta chica cuando se vio nombrada ministra. Y de Educación nada menos. Ahí es nada ¿Para cuándo una ley General de Educación como Dios y la categoría de un país como España demandan? Ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto Illera. Esta ya estaba. Pero qué despiste. Le sobra el “Reyes”. Lo que me extraña es que no pusieran como requisito cambiarse el nombrecito para acceder al cargo. Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas Puchades. Empresa imposible y tamaña la que tiene por delante. Le van a dar hasta en el carné de identidad, como decirse suele. Ya han empezado con el intento de cargarse el Trasvase Tajo-Segura. Ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños García ¿Por qué será que a mí este señor me suena a “Buñuelos” y hasta a Boñigas, más que a Bolaños? Se cree un intelectual y quiere ser otro Iván Redondo…Ministra de Política Territorial y portavoz (a) del Gobierno, Isabel Rodríguez García. Con esos apellidos, ni fu ni fa. Una vez tuve una alumna, espesa y plana, casi catatónica, que se apellidaba así. De vez en cuando me la cruzo por el Paseo Ribereño. Ah, y me saluda. Ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta Llorens. Ganas de llorar es lo que da este muñeco de resorte que de vez en cuando, si lo exige el guion, hasta baila. Ministra de Sanidad, Carolina Darias San Sebastián. ¡Cuánto no darías, Carolina, para borrar tu gran fracaso sanitario que te hiciera merecedora de cambiar tu segundo apellido a Sansestabién!. Ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra Urteaga ¿Qué habrá escrito en esa Agenda de una ministra cuyo ascenso a los cielos no se lo cree ni ella, y cuyo primer apellido rima con etarra? Ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant Ripoll. Un Ministerio innecesario, porque, ¿no habíamos quedado en “que inventen ellos, o sea otros”? En fin, a ver si da en la diana y reinventamos la pólvora. Ministra de Igual Dá, Irene Montero Gila. Observen: le he cambiado intencionalmente el segundo apellido porque, sin duda, su todos, todas, todes. Escuchados, escuchadas, escuchades, hijos, hijas, hijes, es uno de los mejores chistes del año en España. Y para chistes…Gila, que, por cierto, era más de izquierdas – y mucho más serio, aunque sin ese gracioso mohín de disgusto que Irena esboza muy a menudo, como si estuviera peleada con el mundo, que no entiende su justiciera y juvenil rebeldía. Ministro de Consumo, Alberto Garzón Espinosa. ¡Ah, pero, ¿es que este tío sigue ahí, es aún ministro? Acabo de verlo en la relación y confieso que me he sorprendido. Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá Belmonte. Como no se eche al monte, por bello que sea el monte, todo lo que escriba va a ser papel mojado en dos días. Eso sí, soplagaitas, mi pensión, ni me la toques, por mi pensión…¡¡¡maaatooooo!!! Ministro de Universidades, Manuel Castells Oliván ¿Y este? Parece que está en el Gobierno por despiste, de convidado de piedra, como muchos otros, por otra parte. Claro que como es de Universidades, ni se nota. Está de oyente. Pues todo este cotarro de ilusionadísimos rostros aún con tapabocas lo preside, ya lo he dicho, Perico Pericales, Perico el de los Palotes, Pedro Sánchez Pérez-Castejón. ¿Qué esperabais, que fuera otro? Pues no, aún no. Toca seguir aguantándolo. ¡Dios mío, ¿pero qué hemos hecho para merecer esto?. Padre, perdónalo porque no sabe lo que hace…no lo sabe…no. Y si lo sabe…peor.

 

Fuera bromas, nos hace falta un Gobierno eficaz y que resuelva problemas, no que los cree…y, francamente (rediez, ¿será esto apología del franquismo?), yo creo que no es éste.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.