Logo
Twiter Facebook Meneame
Martes, 18 de Diciembre del 2018
Viernes, 17 Agosto 2018

España está llena de españoles (para desesperación de algunos ingleses)

Valora este artículo
(2 votos)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

Sí señor. Este país nuestro está lleno de gente de aquí. Pero eso a algunos no les gusta.

Como es el caso de una jubilada británica de 81 años (a la que no adjetivaré de señora porque ha demostrado no serlo) que ha denunciado a su agencia de viajes porque el hotel en el que se alojó durante sus vacaciones en Benidorm (territorio español para más señas) estaba, algo inaudito, ¡lleno de españoles! Esta mujer, llamada Freda Jackson, se quejaba de varias cosas. En primer lugar, de que las instalaciones del hotel no estaban bien adaptadas a la reducida movilidad que padece, lo cual es cierto y se supone que se solventará el próximo año con las reformas que va a realizar la cadena a la que pertenece el hotel. Pero esto es algo que no tiene nada que ver con la clientela del establecimiento, y en especial con la indígena, sino más bien con su agencia de viajes.

 

Porque la mayor queja de esta británica tan agradable es que en el hotel había demasiados españoles. Aunque también hubiera huéspedes de otras muchas nacionalidades, pero la queja se centraba en exclusiva en nosotros, los hispanos, carpetovetónicos, íberos o, más sucintamente, los de aquí. Dice la mujer que somos unos groseros, unos maleducados, que hablamos muy fuerte, que reservamos las hamacas en la piscina, que lo dejamos todo sucio, que además planificamos nuestras diversiones como a nosotros nos gustan; vamos, que somos unos indeseables en nuestro propio país y que deberíamos irnos de vacaciones a otro lado para que ella estuviera tranquila y rodeada de sus compatriotas.

 

Pues creo que hay que decirle algunas cosillas a esta mujer. Nimiedades, fruslerías, pero que debe saber. Lo primero, y tal y como se teme la dirección del hotel: el caso de esta jubilada inglesa (insisto en no tildarla de señora) parece uno más de los miles de intentos de estafa de sus compatriotas (tradición muy arraigada en su querida Gran Bretaña) que inventan cualquier falsa excusa y abusan de la ley para no pagar sus vacaciones, desde inexistentes intoxicaciones hasta heridas causadas por las instalaciones del hotel. Es decir, pasar unas vacaciones al más puro estilo corsario, por no decir pirata, británico.

 

Y de no ser así, la segunda posibilidad es la más lógica: que esta señora piense realmente lo que dice. Y es curioso. Porque si hay un pueblo actualmente en Europa (aunque pronto saldrán de ella, afortunadamente para algunos y desgraciadamente para otros) que hace gala de incivismo, de vandalismo, de no saber estar y de falta de educación es el británico, más concretamente el inglés. Y no debemos generalizar: hay millones de turistas británicos cuyo comportamiento es ejemplar, que vienen a España a disfrutar de nuestro sol, nuestro patrimonio, nuestra gastronomía y nuestra cultura, y que establecen casi siempre un estrecho y continuado vínculo con lo que este país les ofrece. Pero hay otros millones, aunque sean los menos, que vienen aquí a hacer lo que en su país no les dejan o les costaría un disgusto legal: beber sin límite, destrozar mobiliario y enseres, comportarse de manera zafia y grosera, convertir las zonas de ocio en auténticos vertederos, cuando no en campos de batalla, insultar, molestar… Por no hablar de los hinchas ingleses que arrasan con todo allá donde pisan en Europa; no en vano han dado nombre al fenómeno del aficionado ultraviolento y bárbaro, los hooligans. Y al final, no lo dude usted, Freda, esto es lo que sale en los periódicos e informativos y lo que queda en la memoria del gran público.

 

Pues mire, Freda: la mayor parte de sus compatriotas se portan bien cuando vienen a España. Pero una parte importante, entre ellos usted, no lo hacen. Porque cuando se va a otro país hay que contar con que sus gentes tienen sus normas, sus costumbres, y que intentarán acogerte en la medida de sus posibilidades, pero siempre hay que respetarles, ya que estás en casa ajena. Y si uno quiere irse de vacaciones por ejemplo a Alemania pero no quiere ver a los alemanes lo va a tener difícil, y si encima quiere que se eche a los alemanes y se traiga a ingleses para estar como en casa, a quizás hubiera sido mejor quedarse allí, en casa. Que como hace unos días comentó de forma muy acertada un presentador de televisión, en las playas británicas también se puede tomar (cuando lo hay) el sol.

 

No debemos exagerar. Este caso es más bien una anécdota. Aunque es también perfectamente entendible dentro del ambiente de creciente xenofobia y odio a lo diferente que se está creando en el Reino Unido tras la aprobación del Brexit. Pero tenemos la solución: alternativas de destinos para este tipo de clientes, como Sudáfrica o Australia. Muy british y, sobre todo, muy lejos de España.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.