Logo
Twiter Facebook Meneame
Miércoles, 15 de Agosto del 2018
Sábado, 30 Diciembre 2017

God Save Tabarnia: (Dios salve a Tabarnia, patria querida)

Valora este artículo
(3 votos)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

Ha nacido una nación. O un nuevo estado. O una nueva comunidad autónoma. O más bien una entelequia. Y se llama Tabarnia. Y tiene bandera, y mapa, y división territorial en Alta y Baja Tabarnia. Sólo le falta el himno.

¿Ha venido para quedarse? ¡Quién sabe! Pero a pesar de su corta y casi virtual existencia Tabarnia (que Dios salve a esta querida patria) está sacando ya a algunos de sus casillas. En especial a los independentistas catalanes.

 

¿Qué es Tabarnia? En principio, una entelequia, una broma surgida de las últimas elecciones autonómicas de Cataluña, en la que los no independentistas superaron sensiblemente en número de votos a los soberanistas, aunque por obra y milagro del curioso sistema electoral del principado son estos quienes tienen la mayoría de escaños. Ante esta situación y el empecinamiento de los partidos independentistas en declarar precisamente eso, la independencia, algunos votantes de partidos unionistas empezaron a analizar cómo quedaba el mapa político en la geografía catalana. Y vieron entonces que las zonas donde el voto constitucionalista era mayoritario coincidían con las áreas costeras de las provincias de Tarragona y Barcelona; de ahí el nombre con el que se bautizó a este ente, Tabarnia.

 

Y por una de esas casualidades de la vida, resultó que los territorios de Tabarnia eran precisamente los más ricos de toda Cataluña. Hasta un 90% de la riqueza catalana se produce en Tabarnia. Pero (y este pero tiene lo suyo) Tabarnia apenas recibe un 60% de las aportaciones presupuestarias de la Generalitat. Conclusión de los tabarneses: Cataluña nos roba, y queremos la independencia de una comunidad que nos impone sus leyes sin darnos nada a cambio. Además, no somos independentistas, y queremos una comunidad autónoma propia, la número 18 de las que conforman el Estado Español.

 

Pues bueno, una más. Sólo que esta neonata Tabarnia tiene un significado un poco más profundo que el que los medios de comunicación (y muchos políticos) le dan. Porque los impulsores de esta idea copian para proclamarla punto por punto los axiomas sagrados de las huestes independentistas. Del “España nos roba”, culmen de la insolidaridad y la mentira, los ideólogos de la nueva Tabarnia descubren el “Cataluña nos roba”, igualmente insolidario pero mucho más cierto: las zonas rurales y menos pobladas de Cataluña, donde el independentismo es dueño y señor de los votos, es precisamente mantenida por y debe su alto nivel de vida a las transferencias nada equitativas que reciben de la esquilmada Tabarnia. Otro de los argumentos independentistas es el político: siendo como son no independentistas y constitucionalistas, la mayoría de los tabarnianos (o tabarnienses, que todavía no se ha definido el gentilicio) rechazan de plano una legalidad que no es la suya y que no les representa, despreciando sus deseos y su voz (mayoritaria en votos, por cierto) en beneficio de la minoría separatista. Es lo mismo que dicen estos, los separatistas, pero aplicado precisamente a ellos. Por tanto, exigen un referéndum que les permita escindirse de Cataluña y formar su propia comunidad autónoma dentro de España.

 

¿Y cuál es la reacción de muchos políticos y ciudadanos ante esta ocurrencia llena de sentido común? Curiosamente las más virulentas, las que más se lo toman en serio, vienen de las filas independentistas. Algunos de sus líderes y portavoces la critican de manera tan feroz que parece que les da no miedo, sino pavor. Llegan a decir incluso, con la boca muy pequeña y afirmando que ellos no apalearían a los votantes, que sin duda permitirían el referéndum y respetarían el resultado. Lo dudo (lo de apalear, digo), dado que la violencia policial del 1-O parecía un recreo de jardín de infancia en comparación con la represión feroz que los Mossos d’Escuadra desencadenaron contra quienes el 15-M tan sólo oponían su pasiva resistencia a la actuación de la policía autonómica. Por cierto, por orden expresa del gobierno de la Generalitat, en manos de estos mismos políticos y partidos que ahora critican a los demás por lo que ellos, multiplicado, hicieron en su tiempo (y no hace mucho).

 

¿Y qué más dicen los enemigos declarados de esta Tabarnia que ni siquiera ha nacido? Pues que ninguna parte de Cataluña tiene derecho a separarse del resto de la madrepatria (así, todo junto, aunque no sé cómo se dice en catalán porque no lo hablo en la intimidad), porque es sagrada y una realidad social, cultural y política incluso antes del Big Bang. Cosa que, por cierto, niegan a España, país sin tradición, sin esencia, sin entrañas, cuya existencia es más falsa que un duro de seis pesetas. Peregrino argumento, por no decir estúpido. Pero poco efectivo cuando tiene que enfrentarse a sí mismo.

 

Pues miren ustedes: a mí esto de Tabarnia me convence. Es insolidario, un montaje, políticamente impresentable; igualito que el independentismo catalán. Pero tiene un no sé qué, un aquél, un algo que me gusta. Porque en mi modesta opinión el nacionalismo, cualquier nacionalismo, es malo. Es arcaico, injusto, es la expresión del domino económico, social, político, de los grupos más poderosos, oligárquicos e insolidarios en un ámbito restringido sobre quienes nada tienen, legitimando con una idea patriotera, con banderas e himnos, con la negación del otro, del diferente, del que no es de aquí, de la que no es de los nuestros, su explotación y su injusticia sin competencia de otros. Y todo lo que mine el nacionalismo con sus propios esquemas es para mí aceptable, loable, digno de apoyo; siempre que no acabe convirtiéndose en un nuevo nacionalismo.

 

Pues eso: Tabarnia, patria querida, que Dios te salve, que en el corazón te llevo.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.

     

    La empresa encargada de las proyecciones de películas en el auditorio Aurelio Guirao ha informado que de momento, y hasta nuevo aviso, no habrá cine en este auditorio por encontrarse en obras.