Logo
Twiter Facebook Meneame
Jueves, 19 de Setiembre del 2019
Domingo, 09 Marzo 2014

Joaquín Jordán, el último boticario

Valora este artículo
(2 votos)
Joaquín Jordán Joaquín Jordán Foto: Fernando Galindo

CLR/Giovanni R. Tortosa.

En este país, los boticarios han tenido un papel esencial en la historia social; en especial los pueblos. Cuando la medicina todavía no estaba industrializada, ellos eran los artífices que elaboraban las "pócimas" que habrían de aliviar los catarros, gripes, fiebres y demás dolencias. La llamada "rebotica", -una especie de trastienda-, no solamente era el laboratorio, también hacía el papel de salón de tertulias.

El boticario solía ser el hombre de amplia cultura, fino y agudo observador de todo cuanto sucedía en la vida local; y en torno a él aparecían los contertulios: intelectuales, artistas o personajes locales, ávidos de charlar e intercambiar impresiones al calor del braserito y mesa de camilla en los lánguidos inviernos. Desaparecido Hipólito Molina Durá; farmacéutico-boticario, agitador cultural en su tiempo; sólo quedaba la figura de Joaquín Jordán, como simbólico representante de esa tradicional denominación.

 

Joaquin ha sido un profesional, amante de su oficio, saboreador del arte, amigo de las tradiciones; gustó del coleccionísmo de antigüedades; aunque siempre desde el plano de la discreción. Porque esa fue su virtud singular, junto a su sentido del humor, tan especial y casi surrealista, que le hacía tan diferente. De vez en cuando, afloraban sus querencias; cuando mostraba algunas de sus queridas piezas, como un magnífico óleo del pintor Pedro Avellaneda; -que él explicaba como había sido premiado con el "Catavinos de Plata" en Málaga. O evidenciaba y comentaba las influencias "goyescas" de un retrato de su propia hija, del pintor blanqueño Cano, perteneciente a su primera época.

 

Entre los diversos cargos que ostentó, quizás uno de los más queridos fuera el haber sido durante una década, presidente de la cofradía del Cristo de la Agonía. Un buen día dejó el cargo, sin dar más explicaciones. Ni siquiera su fiél Manuel Verdejo Miñano, -hombre que creció a su lado- quien le sustituyó, jamás conoció los motivos. Joaquin era así....En realidad fue alguien que solía pasar "de puntillas", un hombre sabio revestido de suma humildad....

 

El próximo jueves santo; como cada año, la Plaza Mayor de Cieza estará a rebosar de gentes, a la espera de presenciar uno de los acontecimientos singulares de la semana santa ciezana: la salida del Cristo de la Agonía. Alguna "saeta" salpicará el silencioso ritual y la magia de los violines expandiran las sutiles melodías de Bach y Albinoni. Al llegar al convento de las Religiosas Clarisas, el cabo de andas Francisco Vázquez dará la orden de girar el trono para que estas atisben la figura escultórica de González Moreno. El desfile proseguirá y al llegar de nuevo a la Plaza Mayor, los penitentes rendirán devoción y humildad, arrodillados ante el solemne paso del trono, que lentamente irá encaramándose hacía su entrada en la basílica. Un año más, la gran ceremonia se habrá consumado; las siluetas sombreadas del Cristo sobre la fachada de la iglesia se habrán esfumado; los violines retornaran al silencio de sus estuches, la talla del crucificado volverá a ser colocada en su capilla y los cirios habrán dejado tras de sí una estela de aromas a cera quemada. Y puede que alguien, en esos momentos de tantas emociones vividas, recuerde la ausencia de uno de los cofrades mas entrañables, que esa noche ya no procesionó, y que su lugar en la mágica noche de jueves santo será un vacío para siempre....

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.