Logo
Twiter Facebook Meneame
Domingo, 24 de Setiembre del 2017
Sábado, 14 Enero 2017

Juan Bautista recibe un extraño encargo. Capítulo final

Valora este artículo
(9 votos)
Juan Baustista Juan Baustista

CLR/Giovanni R. Tortosa.

-¿En ese ambiente tuyo de las pasarelas, tienes que ligar mucho?... 

-¡Bueno!...¿Que dices?...Pasa un poco de todo. ¡Parece frívolo y superficial, y puede que lo sea; a veces cuando te presentan a alguien, te dan la mano y con la otra pareciera como si te entregasen una tarjeta-invitación para acostarte allí mismo! (Risas). ¡Así de crudo es, querida!...Pero eso no es todo; también conoces gente que vale la pena.

 

El ambiente se nota mas distendido. Entre ellos la cordialidad inicial ha dado paso a la complicidad. Sobre los manteles una botella de cava y un par de copas azules junto a unos bombones de una reconocida marca francesa, que Juan Bautista trajo como regalo. A pesar de todo; de la relajación y del clima intimista, a Juan Bautista no le gusta hablar de si mismo. Le produce cierto desasosiego y por ello solicita a María Dolores le amplíe en detalles el pretendido encargo, del que ya sabe que se trataría de una imagen sobre María Magdalena. La anfitriona coge unos folios que quedan en una esquina de la mesa y se dispone a leer el contenido.

 

-Esta seria la escena que tendrías que representar: "En el llamado monte Calvario o de la calavera se halla un buen puñado de personas. Gentes que miran absortos a los tres crucificados; -aunque hay que precisar: están a casi doscientos metros, porque la soldadesca romana acordonó la zona y no permiten que nadie pueda acercarse a ellos. El cielo, esa tarde es plomizo y las intensas rachas de viento se cuelan en aquel macabro escenario. La atmósfera es macilenta, como de frío acero; el silencio es sobrecogedor; solamente roto por los estremecedores alaridos de los crucificados, que bañados en su propia sangre y con cientos de moscas revoloteando en torno a ellos intentan estirar las piltrafas que ahora son sus cuerpos para respirar, en una agonía que les conducirán a una muerte incruenta, abominable, y que una vez mas servirá como materia ejemplarizante a todos los que allí están. Forman parte de la filosofía romana.....Y de sopetón, alguien decide romper las normas de la policía romana y emprende una carrera que le dejara exhausta; cayendo de rodillas a unos pocos metros de los tres crucificados y mirando al cielo eleva los brazos en cruz, con voz desgarrada gritará para maldecir a Tiberio, a Herodes Antipas, a Pilato...Su rostro desencajado, enmarañado por los cabellos que flotan en el viento, en un amasijo de polvo y sudor, salpicado por un llanto histérico, los ojos bañados en lágrimas miran sin mirar nada; -como si una inmensa ola los anegase. En apenas segundos llegará un soldado para agarrar y arrastrar su cuerpo hasta donde salio."

 

Después de la lectura se produce un silencio espeso en el salón. Tanto Juan como Dolores se miran sin decirse nada. En el semblante del escultor se produce la rara alquimia: por un lado aflora un perfil beatífico y por contra la mirada de un vampiro dulce con un toque ligeramente picante en su mirar. La anfitriona decide romper el parentesis:

 

-¡Eso es lo que queremos: una imagen de mujer galilea embriagada y torturada de dolor; de piel ajada como descolorida; -porque el el siglo I, a los treinta y tantos años ya eran casi viejos!, ¡Es posiblemente, junto a Jesús, una de las figuras mas idealizadas de los Evangelios. Incluso los pintores italianos la convirtieron en la musa del Nuevo Testamento; y San Gregorio Magno le endosó caprichosamente la etiqueta de prostituta!..¡Pobre mujer!....

 

-¡Me fascina tu idea, Lola; pero me temo que lo vas a tener complicado. Esa escena que tu relatas me parece que no figura en los evangelios!, asevera el escultor.

 

-Efectivamente no figura en los evangelios, pero te diré que tampoco ahí figuran personajes como la famosa "Veronica", que surge de una leyenda medieval. En realidad las procesiones de semana santa se alimentan de muchas escenas de leyendas populares y sobre todo esta muy presente el cuarto evangelio, el de Juan; que es el mas fantasioso de los cuatro canónicos. Tiene mas que ver con Platón que con la realidad de los hechos. No es nada historicista.

 

-¿Te molesta que fume?

 

-¡En absoluto!

 

María Dolores enciende un cigarrillo mientras su mano izquierda sujeta un vaso relleno de Jack Daniel´s.

 

-¡Me alegra que te vaya todo tan bien, Juan. Siempre fuiste un luchador a la búsqueda de tu mejor identidad; y siempre pendiente de los tuyos!

 

-Ser modelo de pasarela y escultor son formas de ganarte la vida; -en realidad no busco mas.

 

En cambio ella, lleva un par de años desactivada sentimentalmente. Sus ultimas experiencias le dejaron un tanto hastiada y ahora puede que se sienta en esa "zona de confort", que llaman los psicólogos. Sumamente relajada, con las piernas estiradas; los pies desnudos y lanzando pequeñas volutas de humo, observa con delectación a su amigo modelo-escultor y decide contarle el periplo amoroso vivido con Mark, un ingles que había conocido en la costa, una noche de verano en un sarao de copas.

 

-¡Mi ultima relación fue bastante compleja; era un hombre que ya de entrada arrastraba varios fracasos matrimoniales!...Su pasión eran los viajes. ¡Tenía una obsesión casi enfermiza por ellos!..Viajamos a varios países europeos y alguno que otro de fragancias exóticas. Al principio; -como imaginarás- era todo divertido y gracioso!...Te digo que compartimos gastos, aunque nunca supe lo que era comer o cenar en un sitio medio decente. ¡Con él solo se comían bocadillos o comida basura!...¡Cuando todavía no has pasado del mes y medio que dura el enamoramiento, todo resulta motivador y gracioso; pero luego todo se hace "cuesta arriba"!...Yo que no hablo ni papa de inglés me sentía como un mono encerrado en la jaula. No podía hablar con nadie. Luego me percate que aquellos viajes eran una forma sutil y refinada de tenerme doblegada por entero a él. ¡Era tremendamente celoso y posesivo!; ¡Aunque no lo pareciera; detrás de su aspecto jovial y con pinta de diplomático se escondían todos los desajustes de un machista y cavernario!...¡Y ademas, sufría del síndrome "Dorian Gray": cada dos por tres se inyectaba botox en los pómulos y se trasplantaba pelo!...¡En el fondo tenía algo que te vampirizaba!...¡Pero no me explico el porqué de tanto tiempo con el!...¡Para colmo era un amante mas bien mediocre; de corto recorrido, ya me entiendes!

 

-¡Pues vaya cuadro!, replica Juan bautista sonriendo.

 

-¡Al final me quede sola, porque mis amigos desaparecieron; él me aparto de ellos, no quería que hablase con nadie que no fuera de su entorno, de su confianza!...Así que decidí retomar una nueva vida: meterme en un gimnasio y machacarme cada día o ir a clases de sevillanas. Luego surgió esto de la cofradía y ahí sigo!.

 

-¡Y ahora nos encontramos aquí, debatiendo sobre los amores tóxicos, María Magdalena, el siglo I y que se yo!., replica Juan mientras lleva a su boca uno de los deliciosos bombones.

 

-¡Estoy llena de dudas, Juan. Lo del encargo no lo veo claro; nos meteríamos en un berengenal!...Estas cosas religiosas como tienen tantas lecturas, son tan ambiguas....¡Es como dice el historiador Piñero: "En el Cristianismo casi nada es lo que parece"!.

 

-De todos modos, Lola, las procesiones son meras manifestaciones populares. Aglutinan tanto arte: flores, música, escultura. La gente que las contemplan no se cuestionan si aquello responde a lo que se supone fue la historia y mucho menos si la Magdalena era rubia o morena, o Pilato era un psicópata.

 

-¡Claro Juan, así nos va!...¡Tenemos una cultura religiosa que no pasaría del nivel EGB!.

 

Bautista permanece comodamente arrellanado en el sillón isabelino; cuando María Dolores se levanta alzando su vaso para brindar con el por el hipotético viaje a París. Luego ella se dirige al fondo del salón, junto al sofá donde todavía descansa el gato Julio Agripa. Colocada de pie bajo el único punto luminoso, clava sus ojos en la figura; -ahora un tanto alejada de su amigo.

 

-¡Olvidate definitivamente del encargo de la Magdalena!...¡Pero no te preocupes, lo sustituiremos por otra cosa!..Ya que esta noche ha sido plena de confianza entre los dos, y por si no lo sabías, uno de mis apellidos es Pérez; por tanto y aunque solo sean unas gotas, llevo sangre judía; -de los judíos sefarditas que la reina católica expulso de Castilla y se refugiaron en Mallorca. Y por tanto es para mi un orgullo saber que Jesús era esencialmente judío, que vivió como tal y defendió el judaísmo. Y que jamas fundó iglesia alguna; y por supuesto nunca fue cristiano-, como nos hicieron creer.

 

Las palabras de María Dolores dejan noqueado al escultor; sorprendido por el giro que dio la velada cuando ella deshace el nudo del cinturón que cierra el batín de seda negra; para con un delicado gesto de manos dejarlo caer hasta el suelo. Debajo no quedan otras prendas mas que su propia piel. Bajo el cono de luz, la figura enteramente desnuda, resplandece en tonos de miel y cobre, con un aura plateada que envuelve su cabeza y Juan se estremece en la distancia; siente ternura y admiración por lo que acaba de presenciar. Y de nuevo, las pupilas color tabaco arponean el rostro del escultor, que parece una figura de un cuadro de Caravaggio a la luz de las velas.

 

-Mi querido amigo: ¡Nada vale la pena si el Cristianismo, en sus dieciséis siglos de vigencia oficial jamás condenó al hijo puta sanguinario que mando a la cruz a Jesús; es decir Pilato. Ese romano que se cargó a cientos de judíos y samaritanos y que fue recluido en las Galias por Tiberio hasta su suicidio. Hicieron caer todas las culpas en el pueblo judío y hasta en nosotros mismos, como se nos dice en los sermones. ¡Sin embargo, el gran canalla romano no solamente salió indemne; es que lo quisieron santificar en el Concilio de Nicea!....¿Que te parece?...¡Es como si matan a tu hijo y luego vas y levantas un monumento al asesino!.....¡No entiendo ni entenderé jamas esto!....

 

La intensidad de su discurso, quizás influido por el alcohol, hacen que María Dolores entre en una especie de delirio y sus ojos tengan un fulgurante brillo como de cuchillos afilados; y de ellos brotan un par de lágrimas que parecieran dos perlas macizas resbalando por sus mejillas acaloradas.

 

-¡Aquí tienes mi cuerpo; con el podrás elaborar la obra que te plazca!.. ¡Así, cuando yo también haga el recuento de mi vida; -como ocurre en la canción de tu amigo francés-, ya sabes: "A mi manera"; y repare en todos los fracasos que viví, también mirare con nostalgia esa figura que tallaras con tus manos y tu imnegable talento!...¡Y no solamente veré mi cuerpo inmortalizado; puede que también sienta entre temblores la emoción que me haga recordar la noche, esta noche; la noche divina donde por primera y única vez los ojos de un hombre taladraron mi corazón......

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.