Logo
Twiter Facebook Meneame
Domingo, 07 de Marzo del 2021
Sábado, 05 Diciembre 2020

Navidades peligrosas

Valora este artículo
(3 votos)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

¡Pues ya estamos en diciembre! El tiempo no corre, vuela, y he aquí el mes de celebraciones por excelencia. Lo malo es que este año…

Vamos a decirlo claro y en román paladino: este año la cosa está fea. Aunque en las últimas semanas las cifras de la pandemia han descendido sensiblemente, siguen siendo tan altas que con la mitad de nuestros mejores números han decretado en otros países el confinamiento general. Pero apenas nadie se fija en ello. La simple marcha descendente de los indicadores es para muchos motivo más que suficiente para pedir la desescalada inmediata, abrir bares, restaurantes, comercios, cines, teatros, gimnasios y todo tipo de lugares en los que nos reunimos los españolitos y en los que la concentración de personas puede ser peligrosa. Y se establece una competición entre administraciones entre quienes son más comedidos (y creo que previsores) a la hora de cuantificar cuánta gente podrá reunirse en las comidas y cenas familiares y quienes poco más que desean permitir que se reúna todo el vecindario junto. Y no se me olvida: también están los que, si el gobierno dice blanco, ellos negro, pase lo que pase y cueste lo que cueste.

 

Y la impresión que saco de todo esto, al menos yo, es que no aprendemos ni por asomo de la experiencia. Ni siquiera hemos salido de la segunda oleada de la pandemia de Covid-19 y ya estamos sentando las bases de la tercera. La falsa seguridad que da el descenso de las estadísticas médicas (que mejoran, pero que siguen siendo muy graves) se une al tan manido espíritu navideño para formar un cóctel muy peligroso. Un cóctel que puede llevar a muchos a olvidar el peligro y a hacer todo lo que antes se hacía en Navidad y que hoy no debería hacerse. No hay más que recordar las imágenes inauditas de los centros de las ciudades abarrotados el pasado fin de semana, e incluso la falta (o absoluta carencia) de previsión de las autoridades de muchas ciudades que han permitido esas avalanchas de personas; permitido e, incluso, animado. Y si ya empezamos así a principios de diciembre, ¿qué ocurrirá cuando lleguemos a las fiestas?

 

A la impresión de falsa seguridad que muchas personas tienen hay que sumar la cercanía de las vacunas contra la pandemia. Pero esta cercanía debería ser explicada por instituciones, empresas y gobiernos. Porque en ningún caso la vacunación será instantánea y sincronizada para toda la población. Lisa y llanamente, los laboratorios fabricantes de vacunas de todo el mundo tienen una capacidad de producción limitada, hasta el punto de que en países como Francia, Alemania o España se calcula que, al menos hasta septiembre, no se habrá podido vacunar a una proporción apreciable de la población. Y en ninguna ocasión he oído a nadie tener en cuenta que quienes dispensarán la vacuna son profesionales médicos, cuyo número es también limitado, como desgraciadamente se ha visto y se sigue viendo durante el transcurso de la pandemia. Así que todavía estamos lejos de lograr una seguridad suficiente para poder volver a nuestra vida anterior, a nuestras costumbres anteriores.

 

¿Qué quiero decir con todo esto? Pues que nadie piense que si bajamos la guardia en Navidad no pagaremos las consecuencias. Que nadie crea que si enferma ahora no tendrá problemas porque la vacuna llegará enseguida. Que absolutamente nadie piense que es Navidad y que no va a ocurrir nada malo. Porque lo único que podemos conseguir así es que sí pase algo malo, algo muy malo, y que a la salida de las fiestas nos encontremos con una tercera ola que seguirá a la segunda sin solución de continuidad. Y porque todavía estamos en la segunda ola, y nos falta lamentablemente mucho para dejarla atrás. Muchas personas han muerto, muchas más van a morir y muchas otras quedarán afectadas de por vida. Pero será mucho peor si nos lanzamos irresponsablemente a vivir una Navidad como las de antes.

 

Seamos conscientes de lo que nos jugamos. Si lo hacemos bien, probablemente la Navidad de 2021 será casi normal. Si lo hacemos mal, puede que tengamos que arrepentirnos durante mucho tiempo. Y que tardemos mucho en volver a tener una Navidad como las de antes.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.