Logo
Twiter Facebook Meneame
Sabado, 20 de Julio del 2019
Sábado, 02 Marzo 2019

¿Por qué atacáis a las mujeres?

Valora este artículo
(2 votos)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

La ultraderecha española no descansa en su afán persecutorio contra las mujeres. Ni un minuto, ni un segundo, cejan de atacar lo que se ha conseguido hasta ahora para protegerlas.

Cuarenta y siete mujeres murieron asesinadas el pasado año por sus parejas o exparejas. Fue la cifra más baja de los últimos quince años, pero son cuarenta siete personas a quienes les fue arrebatada la vida por unos hombres que no merecen el apelativo de tales, sino de bestias feroces. Son también cuarenta y siete familias destrozadas, hijos, madres y padres, hermanas, primos y tías de las asesinadas. Cuarenta y siete dramas que tienen en común el hecho de tratarse de mujeres asesinadas por hombres. Si contar los miles y miles de mujeres (hasta 30.000) cuyas vidas peligran en este mismo instante y que sufren a diario malos tratos y abusos de todo tipo.

 

Y lo peor es que aún hay quien lo niega. Lo peor es que un grupo político que no me atrevo a calificar porque no encuentro calificativo, VOX, afirma que la violencia de género es en realidad violencia doméstica, que los asesinatos de mujeres son sólo una de las facetas de la violencia en el hogar. Y se inventan sin empacho datos para demostrarlo. Datos lisa y llanamente falsos, como es el caso del recurrente número de 30 hombres asesinados por sus parejas o exparejas cada año que utilizan los voceros de esta formación política para justificar sus increíbles afirmaciones. De hecho la estadística oficial y real dice que por cada 14 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas masculinas sólo hay un hombre que ha sufrido el mismo tipo de violencia. Además en el caso de los varones en muchas ocasiones es otro varón el autor del asesinato, por lo que la proporción es aún menor. ¿Conclusión? A la mujer se la mata por ser mujer, por ser considerada una posesión de un hombre que no pertenecerá a nadie más sin su permiso. De hecho si se tratase realmente de violencia doméstica esta se produciría en el seno de la familia, del hogar, cuando en muchas ocasiones las mujeres asesinadas están desde hace tiempo separadas o divorciadas de sus agresores y asesinos y no conviven con ellos. Más increíble aún, asociaciones como Hazte Oír recurren a autobuses cuya decoración compara el feminismo que intenta proteger a las mujeres con el nazismo; es curioso, ya que quienes son prácticamente nazis acusan de ello a las mujeres. Por no hablar de la afirmación inaudita de que muchísimas mujeres aprovechan las leyes de violencia de género para vengarse de sus parejas o exparejas: debéis saber que según la propia fiscalía sólo en el 0,01% de los casos esta afirmación es cierta.

 

Igualmente ocurre con las agresiones sexuales, calificadas en demasiadas ocasiones como abusos aunque tengan todas las características de una violación, y castigadas en consecuencia con mayor levedad. Cada vez se oyen más voces en los medios ultraconservadores y extremistas que afirman que son las mujeres las culpables en buena medida de lo que les ocurre, ya que “van provocando”. Y lo peor de todo es que en no pocas ocasiones son mujeres las que jalean y expanden estos eslóganes.

 

Se intenta limitar o eliminar además la libertad de disponer de su propio cuerpo que ha alcanzado la mujer. Con explicaciones peregrinas que hacen alusión al papel femenino tradicional de madre y a la necesidad de repoblar el país, algunos políticos que no se dan cuenta de las sandeces que son capaces de pronunciar pretenden limitar el derecho al aborto y retrotraer su reglamentación a tiempos muy lejanos. Y lo que vendría después, ya que esto sería sólo el principio de las medidas contra la mujer cuyo objetivo último me temo que es el de hacer volver a la mitad femenina de la población a su estatus anterior de sujeción y dependencia del hombre.

 

Porque yo personalmente no encuentro otra explicación a toda esta campaña que se está desarrollando contra la igualdad de mujeres y hombres. Y menos aún entiendo cómo puede haber mujeres que voten a este tipo de formaciones políticas que las marginan y encadenan. Y tampoco me entra en la cabeza que haya hombres que apoyen estas políticas contra las mujeres que deberían hacerles enrojecer de vergüenza. Hombres por cierto que tienen madres, esposas, hijas y amigas.

 

Lo que si tengo claro es una cosa: que las mujeres deben plantar cara a quienes pretendan cercenar su libertad y sus derechos. Ningún partido político puede ganar unas elecciones sin tener el respaldo de una parte sustancial del voto femenino, que supone por cierto más del 50% del cuerpo electoral. Deben las mujeres además, con ayuda de los hombres, mostrar públicamente su rechazo y su desdén hacia estos grupos que desean hacerles volver a un pasado que todavía no ha desaparecido del todo. Y deben también explicar que el feminismo, al contrario que el machismo y de lo que dicen todos estos elementos, no busca la superioridad de la mujer sobre el hombre, sino la igualdad entre ambos.

 

Mujeres, es la hora de defenderse de los ataques que sufrís. Y la mejor defensa está en vuestras manos: una papeleta electoral, la solidaridad y la movilización son vuestras armas.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.