Logo
Twiter Facebook Meneame
Domingo, 25 de Agosto del 2019
Viernes, 26 Julio 2019

Subidas de sueldos del Ayuntamiento: una decisión poco acertada

Valora este artículo
(3 votos)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

Hace pocos meses se celebraban elecciones municipales en los ayuntamientos españoles. En Cieza la buena gestión del municipio por el gobierno de coalición de izquierdas dio al principal partido de la misma, el PSOE, una victoria que le puso al borde de la mayoría absoluta, la cual consiguió finalmente con el pacto firmado con Izquierda Unida.

Y llegó el primer pleno de la nueva legislatura. Y los vecinos de Cieza nos enteramos de que la corporación municipal había decidido un aumento de las retribuciones de sus miembros. Hasta aquí todo normal. Lo llamativo es la proporción de esa subida: algo más del 18% para el alcalde y proporciones similares para varios tenientes de alcalde y otros concejales, incluidos algunos de la oposición.

 

La noticia sorprendió primero e irritó después a los habitantes de Cieza. De nada sirvió que el gobierno municipal alegara que durante muchos años los salarios de los gobernantes de la ciudad habían estado congelados, o que los costes de Seguridad Social habían subido. Tampoco tuvo efecto sobre el malestar ciudadano el hecho de que la proporción de la subida se disparara tras la dimisión de una concejal de IU, cuya asignación elevó la del resto de los miembros del gobierno local. A pesar de estas explicaciones, la proporción del aumento de sus salarios sigue siendo escandalosa para los ciezanos.

 

¿Hay demagogia en quienes critican políticamente esta subida? Es posible. Pero lo cierto es que la corporación local ha dado toda la munición necesaria a la oposición para esta crítica. Y ello por un motivo muy simple: mientras que desde 2010 la inflación acumulada en nuestro país no ha llegado al 10% y es muy posible que no lo haga al finalizar la década (a finales de este año), la subida de los salarios de los regidores municipales se acerca al 20%. Y mientras tanto la subida de los salarios medios de los trabajadores españoles desde 2010 es nula o negativa. Los propios trabajadores del ayuntamiento, como funcionarios que son, están recibiendo en los últimos años una subida de sus sueldos que en el mejor de los casos sólo llegará a un 8,8% en total, con lo que ni siquiera se recuperaría el poder adquisitivo previo a la crisis económica que sufrió recortes de hasta un 10%, sin contar los efectos de la inflación.

 

No dudo que los salarios de la corporación municipal necesitasen adaptarse a la realidad económica. No niego tampoco que fuesen salarios poco atractivos para profesionales que sin duda ganan más desarrollando su trabajo habitual que como servidores públicos. Pero en la política siempre hay que tener en cuenta la oportunidad de las medidas que se toman y la comparación de la situación de quienes gobiernan con la de quienes les eligen y son por ellos gobernados. Porque si los propios trabajadores de la entidad, los funcionarios del ayuntamiento, ven cómo sus salarios siguen sin recuperarse, no es de recibo decidir una subida salarial de esa magnitud para quienes mandan. Y menos de golpe, de una sola vez. Porque con medidas de este tipo lo único que se consigue es alejar aún más a la clase política de la ciudadanía, dar alas a quienes critican el sistema democrático y, en definitiva, afianzar la creencia que muchos ciudadanos profesan de que los políticos tienen un único objetivo: aprovecharse del cargo para su propio beneficio.

 

Y no creáis, queridas y queridos lectores, que pretendo acrecentar estos sentimientos, estas convicciones. De hecho en España en mi opinión tenemos un problema: en algunos niveles, como es el caso del gobierno nacional, los salarios resultan ridículos en comparación con los de otros países o incluso con los de otras administraciones. Hay que tener en cuenta que los salarios que perciben muchos cargos políticos tienen como objetivo permitir a las personas con escasos medios dedicarse a la política, ya que en caso contrario sólo los muy pudientes y poderosos podrían hacerlo. Pero dicho esto, también es cierto que lo primero que debe hacer un político es empatizar con quienes le eligen y a quienes gobierna, ponerse en su lugar, no dar nunca la impresión de que está en política para aprovecharse de ella, por interés personal. Y no digo ni mucho menos que sea así en el caso de nuestros regidores locales. Pero ya sabéis: la mujer del césar no sólo debe ser honrada, sino sobre todo parecerlo.

 

En resumen, y en mi modesta opinión, una primera decisión poco acertada de este nuevo gobierno municipal que esperemos sea seguida de otras más positivas.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.