Logo
Twiter Facebook Meneame
Jueves, 20 de Julio del 2017
Sábado, 21 Enero 2017

Turismo en Cieza

Valora este artículo
(4 votos)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

En los últimos días se está desarrollando en Madrid la Feria Internacional de Turismo (FITUR), una de las más importantes a nivel mundial. En ella países y regiones muestran sus encantos para atraer turistas que dejen divisas y, en definitiva, riqueza en sus arcas.

Como de costumbre la Región de Murcia participa en la Feria con un pabellón en el que se da a conocer al posible visitante la riqueza natural, artística, gastronómica y humana que ofrece la Comunidad. En dicho pabellón son muchos los municipios que publicitan sus ofertas y atractivos, entre ellos Cieza, que presenta un vídeo promocional con su oferta turística.

 

El turismo está suponiendo en los últimos años un salvavidas para la maltrecha economía española. Temporada tras temporada se baten todos los récords de visitantes y de dinero desembolsado por ellos. Los mismos españoles volvemos a contribuir a la pujanza del sector viajando en puentes, fines de semana y vacaciones. Todas las comunidades, incluida la murciana, están aprovechando el tirón. Murcia, concretamente, aún tiene mucho potencial de crecimiento en el sector, siempre que no se repitan las aberrantes actuaciones con respecto a la joya de la corona turística regional, el Mar Menor.

 

¿Y Cieza? Pues en Cieza, nuestro pueblo, el panorama no es tan alentador. Y no es porque no tengamos cosas que ofrecer. Más bien al contrario. Ya quisieran muchas otras localidades no sólo de la Región de Murcia, sino del resto del país, contar con un patrimonio tan atractivo a todos los niveles como el ciezano.

 

Cieza tiene un entorno natural, incluso en las zonas más humanizadas, fuera de lo común. Desde el cañón de Almadenes, pasando por las montañas que nos rodean, el río Segura, parajes de excepcional belleza como el Menjú, rutas senderistas de enorme interés, momentos especiales como la floración o el otoño, hasta muchas otras maravillas que no nombro, el atractivo turístico de tipo natural está fuera de toda duda. A él se unen otros atractivos, como el arqueológico, que es además un valor en alza, y en el que se incluyen yacimientos de talla mundial como es el caso de Siyâsa, y otros de no menor calidad como la cueva-sima de La Serreta o las pinturas del Barranco de los Grajos, además de las excavaciones que se vienen realizando en los últimos años en el yacimiento de Bolvax.

 

Y a ello se añaden atractivos tales como el propio casco urbano, en especial la zona antigua con sus monumentos, las fiestas locales (Semana Santa, Moros y Cristianos, Fiestas Patronales, Carnaval) o la gastronomía. Es decir, mucho y bueno ofrece Cieza a un posible visitante. Lo malo es que ese visitante necesita también comer y dormir. Y para poder venir a Cieza, antes necesita conocerla.

 

Empecemos la casa por los cimientos. Lo primero que hace falta son infraestructuras turísticas: básicamente restaurantes y hoteles. La situación ha mejorado en los últimos años, pero todavía queda por hacer. Hay ya varios restaurantes de cierta categoría, que junto a los habituales bares y tascas de toda la vida pueden dar un buen servicio al cliente foráneo, aunque se necesitaría más variedad y adaptarse a lo habitual en otros lugares, como hacer públicos los precios a la entrada del local. En cuanto a hoteles, al menos uno ofrece sus servicios en la localidad, con una calidad evidente; pero haría falta una oferta mayor y más diversificada.

 

Al mismo tiempo que se crea la infraestructura turística es necesario atraer a los turistas que han de usarlas. Como dije antes, hay ya iniciativas en ese sentido. Aunque en mi opinión la iniciativa debería ser mixta, público-privada, desarrollando campañas publicitarias en los circuitos y entre los turoperadores, así como de cara al gran público, e incluso dirigiéndose a un público más selectivo, amante de la historia y de la naturaleza, que suele ser además el que mayores desembolsos hace en sus estancias turísticas. Creo que es preferible un turismo selecto a una más masificado.

 

Y después, o más bien a la vez, está el aprovechamiento de nuestros recursos turísticos. Algunos ya están puestos en valor, aunque quizás habría que adaptarlos a una mayor demanda. Otros deberían adecuarse y prepararse para su disfrute. Al igual que en la publicidad de la oferta turística, creo que en estas actuaciones las iniciativas pública y privada deberían actuar conjuntamente.

 

Si tan sólo se consiguiera una parte de esta mejora en el sector turístico ciezano, las consecuencias para la ciudad serían tremendamente positivas. Se crearían nuevas empresas turísticas y hosteleras, y con ellas nuevos puestos de trabajo. Las arcas municipales verificarían una mejora en su recaudación. El efecto tirón del turismo produciría un mayor crecimiento económico general. La sociedad ciezana se haría más rica, más estable, disminuiría el número de ciezanos y ciezanas que tienen que buscarse la vida fuera de Cieza. Los efectos negativos del turismo posiblemente serían mitigados si se trabaja en el desarrollo de un turismo más selectivo y menos masificado, respetuoso con el medio ambiente y con la riqueza artística y arqueológica. Casi todo sería bueno para Cieza.

 

Sólo falta poner manos a la obra.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.