Logo
Twiter Facebook Meneame
Jueves, 30 de Junio del 2022
Tuesday, 25 May 2021

Al amar el arte de la medicina, amó a la humanidad

Francisco Martínez Rojas Francisco Martínez Rojas

CLR/Manuel Eloy Semitiel.

El día 26 de mayo del pasado año fallecía un buen ciezano, amigo de muchos años, me refiero a Francisco Martínez Rojas, médico, exalcalde de Cieza ,buen vecino y amigo incondicional al que la salud le jugó una mala pasada en estos últimos años de su vida.

No hay peor enfermo que un médico, sabiendo a ciencia cierta lo que le pasa, y lo que puede suceder en pocos minutos, pero Paco llevó su enfermedad con mucha entereza y dignidad hasta sus últimas consecuencias. Paciente, silencioso, amigo, buen padre y esposo de Carmen, mi amiga de muchos años también, supo ganarse el afecto de todos los que le han rodeado, los que lo conocieron saben muy bien de su humanidad, de su afán de hacer de Cieza una ciudad moderna, capaz de ganar el futuro, de ilusionarse con el juego político que conlleva el dirigir los destinos del pueblo que le vio nacer.

 

No trato de hacer aquí y ahora grandes frases filosóficas o a modo de obituario, no, solo pretendo recordar que su paso por esta vida nuestra fue singular, como él solo podía hacerlo, con su silencio, con su modo de ver las cosas, con su ayuda inmensa a sus encomendados enfermos, su trato con sus amigos, sus socarronas frases que te inundaban de risas y te hacían pasar un buen rato en su compañía.

 

En aquel día 26 de mayo del pasado año, el ambiente olía a muerte, a los miles de españoles, murcianos y algún ciezano que dejaron su vida víctimas del bicho maldito. Aquel día sonó el teléfono y era Carmen, su mujer dándome la mala noticia del fallecimiento de su marido- Paco moría víctima de la enfermedad que durante estos últimos años se apoderó de su organismo y se lo llevó. Ha pasado ya un año, el tiempo pasa veloz, corriendo, no se detiene en frontera ni en espacio alguno, pasa y pasa sin que te des cuenta y ....ya un año.

 

Coincidí con Carmen, su mujer, hace unos días en el V Memorial Mariano Camacho, donde se le entregó el primer premio compartido por la obra teatral "La Paz de las Damas", en ese acto se le recordó y se le rindió un homenaje con un gran aplauso, que espero que no sea el último. No quiero que personas buenas como Paco Martínez Rojas caigan en el olvido, dentro del corazón de su familia y amigos no se olvidará jamás, y creo que sería justo que desde la primera institución de Cieza, al Excmo. Ayuntamiento, se le recordara con el nombre de una calle y un acto significativo en su memoria, creo que se lo merece. Como también se lo merece Mariano Camacho García, médico, gran humanista que amó a su ciudad y a sus vecinos. Nadie sabrá jamás todo lo que Mariano Camacho ha ayudado a muchos ciezanos/as, jamás. Dando solares para que edificaran viviendas sociales, o parroquias donde a la vez que se presta culto, se ayude a la gente.

 

Decía D. Antonio Salas que antes de ser cristiano, budista o musulmán hay que ser humano, ver que nos necesitamos unos a otros como hermanos, como seres que no estamos solos, ni vivimos solos, nos necesitamos todos y nunca se sabe si algún día tú que dices no necesitar de nadie puedas necesitar de todos. El cristianismo se basa en el amor, solo en amar, todos necesitamos amar y ser amados, todos y "una sonrisa a tiempo gana a todo un reino", una mano tendida, un amigo que te coge cuando tú no puedes más. Si somos creyentes, cuando nos presentemos ante nuestro Dios, ¿de qué nos va a pedir cuentas? Del amor!, solo el amor, el dar para que el otro tenga dignidad, la sociedad sea más justa, más humana, no seamos lobos entre hermanos.

 

Recuerdo a Dª. Clara García, madre de Mariano Camacho, su sonrisa, su bondad, su pasión por ayudar, por servir sin recibir nada a cambio. su hijo Mariano igual. Me contaban que en mi casa de la calle Cartas nació D. Mariano Camacho Blaya, y su hermano Tirso. En esa misma casa nací yo, ya que la heredamos de mi abuelo. El pueblo de Cieza jamás olvidará a esta familia, los Camacho García, dejaron una huella que nada podrá borrar jamás.

 

Volviendo a la persona de Paco Martínez Rojas, igual digo, supo servir a su pueblo con dignidad desde su honrosa posición política, supo ganarse la amistad de muchos, quien se considerara enemigo suyo no lo conocía. Como médico supo servir, la medicina es un acto de amor, de servicio, de vida.

 

La tarea política también si se ejerce pensando en el bienestar de tus vecinos, en la justicia social y ver que el pueblo que te vio nacer va mejorando y ganando el futuro. De su etapa de alcalde se debe el proyecto de la actual biblioteca Padre Salmerón, el edificio de los juzgados, o la restauración de la Ermita de San Bartolomé, así como la creación de una asociación para enfermos y familiares de alzhéimer.

 

Pero como empecé termino, las personas buenas no se olvidan tan fácilmente. Y como decía una inscripción dentro de un sarcófago que estaba en la catedral de Murcia en la Exposición Huellas termino: "ESPERO ALGÚN DÍA VER LA LUZ". Un abrazo eterno Paco, a tu memoria como amigo y como servidor de lo público, un abrazo y hasta siempre.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

© Cieza en la Red · Diseño: Airearte