Logo
Twiter Facebook Meneame
Jueves, 30 de Junio del 2022
Saturday, 25 December 2021

Lo que debe la Navidad a los evangelios apócrifos

Belén de Salzillo Belén de Salzillo

CRL/Manuel Eloy Semitiel.

De todos es sabido que forman parte de los libros de la Biblia los cuatro evangelios llamados canónicos de Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Pero existen otros evangelios llamados "apócrifos" que significa escondidos, ocultos que también de esas fuentes escritas, la piedad y la tradición cristiana y católica ha sacado figuras y hechos que a todos nos suena y más en estas fechas navideñas.

 

Desde el siglo II hasta llegar al Concilio de Trento, la Iglesia autoriza como "PALABRA REVELADA" solo a los cuatro evangelios que llamados canónicos nos hablan de la vida pública de Jesús. Los evangelios de Marcos, Lucas, Mateo y Juan que de forma oficial y desde el Concilio de Trento en 1.546 así son incluidos en la actual Biblia y se leen todos los días en las misas de las iglesias católicas.

 

Los evangelios apócrifos están o se atribuyen ser escritos por seguidores de Jesús como la misma María Magdalena, Tomás, Santiago, o el mismo Bartolomé, nuestro santo patrono. De estos evangelios apócrifos, que la iglesia no prohíbe leer, salen personajes que por tradición se ven en estas fecha de navidad, incluso también en semana santa. De estos evangelios apócrifos en cuanto se refiere a semana santa salen personajes tales como los nombres de los dos ladrones que estaban crucificados con Jesús en el Calvario, se llamaban Dimas, el buen ladrón y Gestas, el mal ladrón.

 

También la figura de la Santa Mujer Verónica, el nombre del soldado romano que atravesó con su lanza el costado del Redentor, que se llamaba Longinos, las tres caídas que según estos evangelios sufrió Cristo camino del calvario y así muchos detalles y personajes que la piedad y la tradición nos ha puesto tanto en la escultura y en la pintura a cerca de datos de estos evangelios escondidos, apócrifos.

 

En lo que a las fiestas de Navidad se refiere, son también muchos los personajes hechos a los que estos evangelios apócrifos se refiere y que hasta la actualidad tenemos formando parte de estas entrañables fiestas. En los evangelios de la natividad e infancia de Jesús dentro de los apócrifos se nos dice que José y María viajaban en un burro, o que Jesús nació en una cueva en Belén. Nos hablan de la "vara florida de San José" pues José pertenecía a la Casa de Jesé, de ahí nacería el Mesías, el Cristo.

 

Nos hablan estos evangelios apócrifos de los nombres de los reyes magos: Melchor, Gaspar y Baltasar. Nos hablan del mismo demonio, el maligno el cual aconsejó e inculcó a Herodes la matanza de los niños inocente de dos años para abajo para así acabar con la corta vida del Salvador. Nos hablan también del buey y la mula presentes en la cueva de Belén donde nació Jesús, siendo la presencia de estos animales un signo de que el Santo Niño nacido era el Mesías.

 

Así podríamos leer muchas cosas a cerca de la hechos, personajes y detalles que estos escritos antiquísimos atesoran a cerca de la vida de Jesús de Nazaret, que la piedad cristiana nos ha presentado en el arte en general.

 

Salzillo era gran conocedor de estos textos y ahí vemos a su Verónica la mañana luminosa de Viernes Santo en Murcia, el mismo gesto de su San Juan, que con su dedo le dice a la Virgen quién era Jesús camino del Gólgota de tan desfigurado que iba e irreconocible.

 

Estos códices apócrifos se dividen o se catalogan en muchos temas: Los evangelios de la natividad, de la infancia de Jesús, de la pasión, de la posresureción, ascensión y los propios escritos por los autores como María Magdalena, Santiago, Bartolomé, Tomás...., tan antiguos como los evangelios canónicos, pero solo éstos últimos se reconocen como palabra revelada por Dios y así son tomados e incluidos en la Biblia.

 

Algunos de los evangelios apócrifos incluso fueron descubiertos no solo en la antigüedad, sino en el siglo XIX o en el pasado siglo XX. Por estos días, los cristianos celebramos el nacimiento del Hijo de Dios, en Belén, que pertenecía Belén a la Tribu de Judá. Belén fue también el lugar donde nació el rey David, diez siglos antes que el Mesías. Jesús nació en la aldea de Belén según los evangelios de Lucas 2,4-15 y en Mateo 2,1. Los profetas anunciaron siglos antes que el Mesías nacería en Belén de Judá, así nos lo dice el profeta Miqueas 5,1 y siguientes, pero también nacería el rey David (Primer Libro de Samuel 16,1. 11-13).

 

José, esposo de María, era descendiente del rey David, el Mesías vendría del tronco y de la Casa de David para reinar por siempre. Precisamente, en la Misa del Gallo, en Nochebuena, al empezar la misa se leen las llamadas "Calendas", se recuerda desde los orígenes del mundo hasta el nacimiento del Mesías, pasando por todos los acontecimientos de renombre hasta llegar al momento exacto en la historia cuando se produce el nacimiento de Cristo, su presencia física entre nosotros en carne como la nuestra y nacido de María, la Virgen.

 

No es que Cristo naciera el 25 de diciembre ni mucho menos, no sabemos ni el día ni el mes en que nació, solo que la iglesia puso este día para festejar el nacimiento de Cristo porque en las culturas paganas se celebraba el nacimiento del dios Sol y Jesús es para el creyente el Sol de la humanidad y su redentor. Fue una inculturación evangélica, Jesús con toda seguridad nació en primavera, pues nos dicen las fuentes escritas que "los pastores pernoctaban al raso", por lo que no tendría que hacer mucho frío.

 

Lo cierto es que a nueve kilómetros de Jerusalén, en Belén, nació Jesús en una cueva en medio de animales, pobre, humilde, todo el Rey del Universo cobijado en una gruta, solo los más humildes y sencillos le dan su calor y lo alaban, solo los pobres pastores, humildes, ven a los ángeles y van al encuentro del Señor en un humilde pesebre.

 

Igual que en su nacimiento, también en su muerte en cruz lo acompaña crucificado dos malhechores, dos ladrones. Uno maldecía y retaba a Jesús para que lo bajara de la cruz, el otro ladrón solo le decía : "Jesús acuérdate de mí cuando estés en tu reino", y Jesús le responde: "...Te lo aseguro, hoy estarás conmigo en el Paraíso".

 

A Jesús solo lo adoraron los pastores en Belén, gente humilde. Con Jesús fue crucificado un pobre ladrón, el primero en entrar en el Reino de los Cielos.

 

La salvación viene siempre de un corazón humilde, desgarrado, sencillo. Con nuestras miserias nos acercamos al Señor y él nos consuela, nos ayuda, nos da la vida eterna. A un soberbio dice la Biblia que "Dios lo conoce desde lejos", un corazón soberbio nunca se acerca a Dios, no le hace falta porque él es Dios. Vivamos en la paz de Dios, con humildad, pecadores y con muchos defectos, pero conocedores del amor de Dios con la gente que reconoce que es de barro y lo necesitamos a él. Que Dios nos bendiga desde la cueva de Belén, y que por su pasión y muerte nos dé la vida eterna.

 

Felices Pascuas!!.

Media

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

© Cieza en la Red · Diseño: Airearte