Logo
Twiter Facebook Meneame
Martes, 18 de Junio del 2019
Sábado, 01 Junio 2019

El Viaje (Final) a Ninguna Parte. No he salido elegido concejal, ¡qué pena!

Valora este artículo
(1 Voto)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Dexía Aristotil que dos cosas mueven el mundo y la vida: aver mantenencia e aver ayuntamiento con fembra placentera. Se entiende, ¿verdad?...de manera que no me molesto en traducir…

Sin embargo, a los dos motores del mundo y de la vida apuntados por el sabio, yo tengo que añadir otras tres mucho más vergonzantes y muy particulares motivaciones mías para actuar…la amistad (a la que me refería la semana pasada), la vergüenza (torera o no, que es lo que me sigue dando vivir en España en la actual coyuntura), y, a diferencia del suertudo (conocido es aquello de que todos los tontos tienen suerte) doctor Sánchez cum fraude (jooodeerr con el mister Falconetti, es que la tiene cuadrá…qué potra tiene), no saber decir que no…que es una cosa que a mí me pasa mucho y que me mete en complicaciones mil que podría ahorrarme (pero siempre lo pienso a toro pasao, cuando ya no tiene remedio). Siendo de natural propensión racionalista, negativista y hasta nihilista, por amistad decidí aceptar la inclusión de mi nombre en la lista del CCCi de José Luis Vergara, en el puesto 21, el último, y, miren ustedes por dónde, no he resultado elegido. Para una vez que lo intento, qué decepción y qué pena más grande, ¿verdad usted? Sí, pero lo superaré…como el pueblo de Cieza superará lo que se pierde conmigo. O más bien, sin mí.

 

Pero lo peor del caso es que el democrático estropicio no sólo estriba en que no haya salido yo, que iba en el puesto 21 de la lista, sino que ni siquiera ha salido el que iba de número 1, el propio José Luis Vergara, a quien me permito recordarle para su consuelo la famosa cita de Winston Churchill que dice aquello de que “el éxito no es definitivo, el fracaso no es fatal; es el valor para continuar lo que cuenta”. Así que, ánimo, José Luis, que este de las elecciones es deporte frecuente en los tiempos que corren en España (esa nación cuya historia reciente es una pesadilla de la que a muchos nos gustaría despertar), y es deporte para corredores de fondo (si no que se lo digan a Pedrito Sánchez, que – aunque esté feo comparar, según dicen- intelectualmente no te llega a ti, José Luis, ni a la suela de las zapatillas de andar por casa). Y que sepa el pueblo honrado (porque no tiene ocasión de no serlo, claro, que si no sorprendentes maravillas de cochambre y mierda veríamos), y necio (según Lope de Vega dixit), que ellos se lo pierden, que se lo pierde Cieza (que no pareciera que esté precisamente para permitirse pérdidas de este calibre), y que un salón de plenos tan cutre, anticuado y horroroso como el de la Casa Consistorial Ciezana (ya ven ustedes, siguen quedando tres “ces” aunque se han desalojado otras tres) se pierde también –al menos durante los próximos cuatro años, y quizá para siempre- las voces y los ecos de un solvente y tantas veces inspirado orador de categoría y nivel, de verbo fluido, adornado y vistoso, jugoso, intencionado, sutil, irónico, florido, floreado y bien documentado, siempre atento a la propuesta cercana a las necesidades de los más débiles: ancianos, peatones, niños, educación, sanidad, o necesidades históricamente tan desatendidas como el ferrocarril (Quijote y paladín incansable del tren, doy fe de ello, que hasta un día el motivador José Luis –contagiándome su entusiasmo- me hizo pronunciar una soflama trenéfila aupado en un pedrusco), coherente, sensato, lúcido y cabal, un verdadero Caballero sin Espada, un Demóstenes sin muleta, muletillas, piedrecita ni caramelo en la boca, que no le hacen puñetera la falta pues su verbo brota como un indomeñable torrente de su boca, como manantial inagotable, armoniosamente imbricado con su pensamiento. José Luis Vergara ha sido un incansable Cicerón con su catilinaria a cuestas, que –siempre desde el respeto- no dejaba títere con cabeza si del interés de Cieza se trataba, un político a pie de obra, con una pequeña y joven guardia de corps, incondicional, capitaneada por su dinámica, simpática y fiel Belén, lugarteniente aplicada, diligente y leal, que, claro, también se ha quedado fuera. A otros les regalan sin esfuerzo, ¿verdad?, lo que a vosotros se os niega a pesar de tanta entrega, dedicación, ilusión y esfuerzo. Qué triste…pero así son vida, sociedad y naturaleza, injustas por definición, y eso no hay Dios que lo arregle o eso no lo arregla ni Dios.

 

La explicación del estropicio no está en el desempeño de su labor por parte del hasta ahora concejal centrista ciezano, que ha desarrollado un trabajo ejemplar como representante de los ciezanos y ciezanas durante varias legislaturas, un trabajo que, desafortunadamente, queda ahora sin reconocimiento efectivo alguno, aparte de la expresión de opiniones como esta mía y otras parecidas en medios de comunicación y redes sociales, que sólo pueden servir, y servirle a él, de consuelo moral, árnica para el seguro dolor provocado por el injustificado y desabrido varapalo. Entre otras explicaciones posibles, quizá las muchas opciones-candidaturas- nada menos que once- presentadas, que provocaron una dispersión del voto, además de una cierta indefinición de la oferta en el marasmo y la confusión de tan compleja sopa de letras, junto a un considerable déficit en el mayor énfasis y compromiso guerrillero en la formulación y en la expresión del mensaje (“la guerra es justa cuando es necesaria”, que decía Maquiavelo). Además, y por encima de todo, de la ya referida necedad del vulgo. Decía William Shakespeare en su “Hamlet” (hoy este artículo contiene muchas citas) aquello de “ser o no ser: he ahí el dilema”. CCCi y José Luis Vergara ya no están en la corporación ciezana; la duda es si -sin estar-, seguirán siendo aún…En lo que a mí concierne, he de decir que lo mío, casi siempre, han sido las causas perdidas; me he quedado con las ganas de ser concejal y sé que ya no lo seré nunca. Ustedes se lo pierden. Diré para terminar, con Cernuda y con Manuel Alcántara que “ser hombre es ir andando hacia el olvido”… Ya lo sabía, Manolo; ya lo sabía, Luis…Ya lo sabía, Belén. Ya lo sabía, José Luis.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.