Logo
Twiter Facebook Meneame
Martes, 24 de Abril del 2018
Domingo, 28 Enero 2018

Agua: hay que cambiar el chip

Valora este artículo
(2 votos)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

Hace unos días oí hablar a unos compañeros sobre la catástrofe que se avecina para nuestros campos si no se consigue agua para regarlos inmediatamente. Ellos, dueños de pequeñas parcelas que cuidan con mimo para producir sus propias frutas y verduras, veían muy difícil conseguir una cosecha incluso mínima para esta temporada.

Podría parecer anecdótico, algo a discutir entre particulares, pero para Cieza y para el resto de la Región de Murcia se trata de una cuestión de vida o muerte, ya que nuestra producción hortofrutícola de regadío es el cimiento, la base fundamental de nuestra economía.

 

Y precisamente por ello no se puede jugar con este tema. Y por ello además debemos dejar aparte el individualismo, el interés particular, para preservar y defender el interés general de la población de la Región. Para que al final las medidas que tomemos beneficien a todos, y no sólo a unos pocos.

 

Para empezar, hay que ser realistas. Falta agua. Y mucho me temo que más que va a faltar en un futuro previsible. El modelo de gestión del agua que hemos seguido hasta ahora en Murcia no es sostenible. Se puede gritar, exigir, presionar, manifestarse, pero señoras y señores, si no hay agua ¿de dónde la sacamos?

 

Y la cuestión es que no hay agua. Queda la almacenada en los acuíferos, pero su utilización es pan para hoy y hambre para mañana, ya que los acuíferos no pueden recargarse a una velocidad suficiente cuando los aportes de las lluvias son escasos. Hay que acostumbrarse a manejar menos agua, y con precauciones. Y hay que tomar también medidas drásticas, que seguro que no van a ser muy populares, pero sí absolutamente necesarias.

 

La primera: eliminar por completo los regadíos ilegales. En primer lugar porque son eso: ilegales. En segundo lugar porque utilizan sin o con poco control grandes cantidades de agua que deberían ir destinadas a las tierras que sí están legalizadas, que pagan sus impuestos y tienen sus permisos. Y ya basta de la permisividad de nuestras autoridades hacia estos regadíos, que distorsionan fuertemente el sistema agrícola murciano sin dar nada a la comunidad de ciudadanos de nuestra Región.

 

En segundo lugar, ahorro real de agua. Me explico. La disponibilidad de agua en Murcia a través del trasvase Tajo-Segura y de los recursos propios, como aguas subterráneas, desalación o lluvia, tiene un límite. Siempre se dice que para gestionar esos recursos limitados Murcia es una de las mejores, que damos lecciones a los demás sobre la gestión de los recursos hídricos. Y es absolutamente cierto. Pero esto tiene trampa. Y la trampa es muy simple: el agua que se ahorra no se almacena para épocas de penuria, no se deja en sus depósitos naturales para cuando sea necesaria. Todo lo contrario: se dedica a regar nuevas tierras de regadío, por lo que al final nos encontramos en la misma situación de partida, sólo que con más tierras dependientes del regadío y más presión por tanto sobre nuestras muy escasas aguas.

 

Si a este uso excesivo del agua para regar le sumamos los consumos netamente humanos, algunos de ellos disparatados en nuestra Región como es el caso de los campos de golf o las decenas de miles de piscinas que puntean nuestra geografía, el panorama no sólo es sombrío, sino que se hace más negro cada año que pasa. Debemos asumir el problema. Debemos asumir que tal vez estamos regando por encima de nuestras posibilidades.

 

Debemos concienciarnos de que el cambio climático está aquí para quedarse, y eso significa para nosotros que tendremos más calor y menos agua. Debemos admitir que no podemos dedicar cada gota de agua que nos sobra a regar un nuevo árbol. Es necesario que nos demos cuenta de que este sistema, tal y como está estructurado, nos lleva finalmente al desastre medioambiental y económico. Y es imprescindible que actuemos de inmediato. Muchas personas, cuando lean este artículo, pensarán que es se trata de otro sermón apocalíptico de los ecologistas. Otras se enojarán sobremanera, ya que no querrán cerrar o que se les cierren sus explotaciones ilegales o bien no estarán dispuestos a que se les prohíba plantar más frutales o verduras. Pero créanme todos, el problema es real, existe y nos afecta a todos. Y de no corregir nuestra actuación, nos perjudicará a todos hasta el punto de que cambiará, y para mal, nuestras vidas. Por eso debemos empezar ya a cambiar nuestro chip con respecto al uso del agua, para evitar que dentro de unos años Murcia no sea ya la huerta de Europa, sino el páramo, el desierto del Viejo Continente, en el que sea difícil incluso la mera supervivencia.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.