Logo
Twiter Facebook Meneame
Jueves, 13 de Diciembre del 2018
Domingo, 28 Enero 2018

El Viaje (Final) a Ninguna Parte. Cataluña se merece la broma de Tabarnia, las chirigotas de Cádiz y el hazmerreír del mundo

Valora este artículo
(1 Voto)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Cataluña es a España lo que Tabarnia es a Cataluña. Una broma, probablemente de muy mal gusto para algunos, o al menos de las que no hacen gracia (pues que no se rían…), porque dan donde duele de verdad y te tocan la moral y a veces hasta las pelotas; Cataluña, un grano en el culo de una gran nación, España; Tabarnia, un grano en el culo de una gran región, Cataluña, respectivamente.

Y es que siguen jugando a un juego infame con las cosas de comer, y con las cosas de comer ya se sabe que no se debe jugar, vamos, que no se juega, nene, o nen. Un juego que hace bastante tiempo que empezó a resultar irritante y que debe terminar cuanto antes porque de lo contrario terminará mal, pero que muy mal, encabronados todos. De momento la situación política en Cataluña sigue atascada, aunque los políticos allí siguen siendo los que mejor viven de toda España, porque son, junto con los del País Vasco, los que tienen los mejores sueldos, que no se ganan con su cotidiano trabajo, y que no se merecen por tanto. Hoy por hoy, España no sólo no les roba, sino que esos sueldos también se los paga España.

 

Sí, Tabarnia es a la República catalana independiente lo que Cataluña es al Estado de las autonosuyas español. La imagen deformada y deformante que devuelven los espejos de la risa con los que nos divertíamos cada Feria en el solar de Doña Adela hace cincuenta años: el esperpento ridículo y risible de lo uno y de lo otro, si no fuera porque la situación no es precisamente para reírse sino para llorar. Y es que los catalanes han tenido la oportunidad de librarse ellos solitos del hatajo de payasos idiotas que se habían aupado al poder cobrando sueldos de escándalo del erario público, y sin embargo ¡válgame Dios, han vuelto a votarlos! Por eso, definitivamente, Cataluña se merece lo que le está pasando, y España en gran medida también, porque se han labrado su propia desgracia votando a una panda de impresentables que sin embargo no han tenido reparo alguno en presentarse una y otra vez, y, lo peor, la gente los vuelve a votar una y otra vez. ¿A ver si es que son tontos de verdad, ellos, los catalanes?

 

Desde Bruselas, el autodenominado president en el exilio de Cataluña, Carles Puigdemont, sigue representando su espectáculo de circo como el gran “payeso” paleto y payaso que es. Mientras, las comparsas de los carnavales de Cádiz están haciendo su carnaval, montando su propio show, a base de sacarle punta al problema catalán y, sobre todo, a sus patéticos protagonistas, porque la verdad es que estos tíos tan ridículos (parece mentira, quién lo habría dicho de Cataluña y de los catalanes), se lo han puesto a huevo. Parece que los independentistas no aguantan muy bien la broma…pero la verdad es que el asunto catalán, si no se quiere sufrir, es para tomárselo –nunca mejor dicho- a chirigota.

 

Pues bien, sea como fuere, el sarpullido tendrá que pasar y el Gobierno, como poco, tendrá que plantearse una reforma de la Constitución, que si se quiere eficaz y duradera, debería incluir un no rotundo a uno de los mayores errores de la Constitución de 1978, la imprudente configuración del estado autonómico, convertido en la práctica en Estado, como ya he dicho, de las insolidarias “autonosuyas”, y la vuelta a una estructura estatal centralista, a la manera napoleónica incluso, por qué no, en la que el principio de solidaridad interterritorial se imponga como principal e intocable axioma, porque, visto lo visto, es algo que reclama “a grito pelao“ el sentido común, aunque hoy por hoy no sean muchos todavía los que públicamente lo defiendan. Hay demasiados intereses inconfesables y espurios de por medio, demasiados sueldazos, demasiadas corruptelas, demasiada castuza política, demasiada pusilanimidad y también demasiada gentuza en el oficio ése de acomodar las posaderas y calentar escaños; por otra parte –faltaría más- sin escoñarse, ni poco, ni mucho, ni nada.

 

¡Visca Tabarnia llibre!

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.